Se encuentra usted aquí

Diana Doble, bebida contra el acoso

En Garibaldi cuando se pide este trago al mesero él ya sabe que la cliente necesita ayuda
Las mujeres que se sientan acosadas pueden pedir apoyo a los empleados de los establecimientos ordenando un trago Diana Doble (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/02/2018
00:13
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]
Read in English

Las mujeres que se sientan acosadas sexualmente o sean víctimas de hostigamiento en los bares de la Plaza Garibaldi pueden pedir apoyo a los empleados de los establecimientos ordenando un trago Diana Doble.

Esta bebida es en realidad una clave secreta que todos los empleados de 13 restaurantes en la Plaza del Mariachi conocen como un indicador para auxiliar a las mujeres que no desean ser expuestas ante su victimario.

El protocolo de prevención de violencia de género fue llamado Diana Doble por la Diana Cazadora y es implementado por la Asociación de Restaurantes de la Plaza del Mariachi y el Consejo Ciudadano, quienes divulgan su campaña a través de carteles pegados en los sanitarios de las mujeres para explicarles paso a paso cómo funciona: “¿Te sientes acosada o en peligro? ¿Tu cita no va como la pensabas? Acércate a cualquier colaborador del establecimiento y pide un trago Diana Doble. Si lo pides ‘solo’ significa que necesitas que te acompañen a tu coche para salir sana y salva; ‘para llevar’ es solicitar un taxi seguro para que te lleve a tu casa, y Diana Doble azul es el código para llamar a la policía”.

En el primer momento en que alguna víctima pide esta bebida los empleados del establecimiento están obligados a llevarla a un lugar seguro dentro del mismo bar.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo Ciudadano, Luis Wertman, explicó que la campaña arrancó desde diciembre con una prueba piloto y una serie de entrevistas con resultados positivos.

Las 250 mujeres que fueron entrevistadas aceptaron haber visto el cartel y todas reconocieron como positiva la medida: 85% considera que prevendrá agresiones, 11% dijo que no podría asegurar qué alcances tendría y sólo 6% comentó que no serviría.

Durante este tiempo se registró un caso en el que tres mujeres pidieron un Diana Doble para llevar en el Salón Santa Cecilia, porque un hombre en el bar las molestaba. Luego de dos horas el gerente del bar las llamó para confirmar que se encontraban bien.

Luis Wertman explicó que con esta campaña se busca eliminar la violencia contra las mujeres. Sin embargo, “si mañana un hombre pidiera un Diana Doble la misma gente ya sabe lo que tiene que hacer”.

Puntualizó que no sólo son los 133 empleados de los restaurantes, incluidos gerentes, meseros y capitanes, fueron capacitados, también los 14 policías que vigilan la plaza.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS