Detenidos no son los homicidas, dice hermana de chofer calcinado

SSP detuvo a dos involucrados en el crimen; testigos no los reconocen
Miguel Ángel Montiel conducía un microbús de la ruta 18 cuando tres sujetos le dispararon y posteriormente le prendieron fuego a la unidad. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
04/02/2018
01:13
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Los dos supuestos asaltantes que fueron detenidos hace una semana en Cuautepec, en la delegación Gustavo A. Madero, no son los homicidas de Miguel Ángel, el chofer que fue asesinado y calcinado a bordo de su unidad, aseguró la familia del conductor.

Esta semana la Secretaría de Seguridad Pública local logró la detención de dos hombres que asaltaron una tienda en Cuautepec y lesionaron a un chofer con arma de fuego.

El subsecretario de Información e Inteligencia Policial, José Gil García, dijo que estos tipos están relacionados con el homicidio de Miguel Ángel y el de una mujer.

Tras la aprehensión, testigos del asesinato fueron citados para reconocer a los supuestos responsables.

Sin embargo, el perfil físico de los inculpados no coincide con los asaltantes de la Ruta 18, explicó Victoria Montiel, hermana de Miguel.

“Que se busque a los verdaderos culpables, no se trata de darle carpetazo. Hay muchas incógnitas, mi hermano no era un delincuente. No estaba relacionado con el narco, con ninguna delincuencia”, dijo.

Victoria Montiel denunció que desde el homicidio no ha tenido acceso a la carpeta de investigación porque las autoridades le dicen que aún la están integrando y exigió reportes detallados del caso. “No nos han dado el informe de qué tipo de explosivos se usaron para incendiar el cuerpo de mi hermano y el camión”, reveló.

Miguel Ángel Montiel, de 40 años, era chofer de la ruta 18 en Cuautepec; hace más de dos semanas fue asesinado a bordo de su unidad. Tres hombres subieron al microbús que conducía, obligaron a los pasajeros a descender y le dispararon; después le prendieron fuego al vehículo.

La familia del conductor se enteró de la muerte de Miguel a través de las redes sociales; las autoridades han declarado que una de las líneas de investigación es saber si el afectado había recibido amenazas de muerte días antes o si tenía algún conflicto con habitantes de la zona.

La familia ha levantado la voz para pedir justicia por él; además, solicitan que el caso sea trasladado a la Fiscalía de Homicidios y se deje de obstaculizar el proceso de investigación.

Desde la muerte de Miguel la policía capitalina ha realizado operativos en la zona de Cuautepec para inhibir los delitos; pero también ha aceptado que la incidencia en esta colonia ha incrementado.

Los choferes de las rutas 18 y 88 aseguran que son constantes los asaltos a pasajeros; incluso los vecinos han sido víctimas de robos a mano armada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS