Se encuentra usted aquí

Derrumban parte del Colegio Rébsamen

Los trabajos son para abrir el paso hacia un edificio contiguo; obra no interfiere con la carpeta de investigación a la dueña: PGJ
Con la demolición parcial del Colegio, 18 familias podrán acceder a sus viviendas que estaban bloqueadas tras el derrumbe del 19 de septiembre. (LUIS CORTÉS. EL UNIVERSAL)
17/12/2017
01:00
Eduardo Hernández y Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

A casi tres meses del sismo del 19 de septiembre, el Colegio Rébsamen, donde perdieron la vida 25 personas, entre ellos 19 niños, será demolido parcialmente. La razón es que las autoridades capitalinas permitieron que se abra un espacio para que vecinos puedan acceder a sus casas.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad México (PGJCDMX) otorgó un dictamen para que uno de los edificios del colegio privado fuera demolido bajo el argumento de que dichas tareas no entorpecen las investigaciones que se tienen abiertas en este caso.

Los vecinos del edificio ubicado en el número 21 de la calle Tamboreo, a un costado del colegio, podrán regresar a sus casas tras retirar el escombro que bloqueó la entrada principal a las 18 familias.

Los afectados han tenido que pasar de una casa a otra, pues tras el temblor no habían podido ingresar ni para sacar sus pertenencias, aunque sus departamentos no tuvieron afectaciones directas.

Ayer bomberos capitalinos realizaron los trabajos de la demolición parcial del Colegio Rébsamen.

De acuerdo con Ismael Figueroa Flores, su secretario general, estos trabajos se hacen tras el dictamen que aprobó la PGJ que indican que no afectan las investigaciones correspondientes al predio.

Refirió que acudieron de inmediato a realizar la demolición ante la urgencia para que las 18 familias que habitan este edificio puedan ingresar a sus domicilios, pues desde el 19-S la mayoría tuvieron que vivir en un albergue o buscar asilo con algún familiar o amigo.

Alrededor de 60 elementos son los que se encargaron de trabajar en esta demolición. Mientras realizaban los trabajos, la familia de Maricruz Rico observaba impaciente para poder ingresar a su domicilio.

“Tardamos mucho para que nos hicieran caso, pero es necesario, pasamos por mucho, vimos una gran emergencia y ahora nos están resolviendo, y nuestras casas no están afectadas, no requerimos más que nos abran el paso”, dijo Maricruz.

Regresan a sus casas en Navidad. Carlos Flores, Coordinador General de Programas de la Comisión de Reconstrucción, afirmó que las tareas de demolición de un edificio aledaño del Colegio Rébsamen, concluirán este fin de semana, aunque las familias podrán regresar a sus hogares poco antes de Navidad.

Dijo que estos trabajos beneficiarán a 60 personas, entre las que destacan adultos mayores. La decisión de realizar la demolición con el apoyo de bomberos, y no con la Secretaría de Obras y Servicios local, encargada del derrumbe de todos los edificios afectados por el temblor del 19 de septiembre, fue una medida extraordinaria, pues la dependencia tiene “una fuerte carga de trabajo”.

Aseguró que estos trabajos se realizan en coordinación con la Procuraduría General de Justicia, pues hay una carpeta de investigación abierta en el Colegio Rébsamen.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS