Con juegos tradicionales gigantes, buscan devolver sonrisa a niños tras el sismo

Para ayudar a niños y adultos de la capital a hacer a un lado el estrés y las emociones negativas tras el devastador sismo, el Centro de Inteligencia Familiar de Chihuahua (CIFAC) y Psicología para Niños ofrecerán actividades lúdicas este domingo en la Alameda del Sur
(Foto: Facebook Psicología para niños)
29/09/2017
19:22
Notimex
Ciudad de México
-A +A

Jugar, reír y contagiarse de buen humor para hacer a un lado el estrés y las emociones negativas es el objetivo que se han propuesto el Centro de Inteligencia Familiar A.C. de Chihuahua (CIFAC) y Psicología para Niños para ayudar a los habitantes de la Ciudad de México.

Con esa meta es que han ideado colocar juegos tradicionales gigantes, como lotería, dominó, serpientes y escaleras o “jengas”, así como otros de corte cooperativo, en la Alameda del Sur, ubicada en Avenica Canal de Miramontes y Calzada de Las Bombas, en la colonia Campestre Coyoacán, para que niños y adultos divertirse y relajarse.

Los juegos serán colocados en la Alameda Sur este domingo 1 de octubre de 11:00 de la mañana a 06:00 de la tarde, donde además expertos en la materia darían terapia asistida con animales.

La psicóloga Xóchitl González Muñoz, fundadora y directora del centro Psicología para Niños, hizo notar que muchos habitantes de la Ciudad de México enfrentan en estos momentos la dificultad de volver a sus vidas, sus trabajos y actividades habituales porque aún sienten pesar, dolor y estrés.

La mayoría de los habitantes de la metrópoli no vivieron directamente los efectos de los temblores, pero sí han generado sentimientos de frustración, ira, miedo, dolor, irritabilidad, confusión, entre otras emociones que los tienen en “shock”, hizo notar la especialista en entrevista con Notimex.

Esas emociones se han contagiado a muchos niños, que no comprenden lo que sucede, que han sido encerrados en sus casas y no han podido regresar a sus actividades normales como ir a la escuela, ir al parque o jugar con sus amigos.

Los padres de familia han tratado de evitar que sus hijos se contagien del temor surgido tras los recientes sismos, o de exponerlos a la violencia de las noticias que han proliferado este mes por radio, televisión y redes sociales, pero lo cierto es que muchos pequeños también han sufrido estos días.

Por ello es necesario que haya un momento de distensión, que puedan volver a convivir con otros, relajarse, disfrutar. Para ello no hay mejor forma que reir, mucho mejor si es en compañía de sus padres.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS