Comisiones de la ALDF registran baja productividad

Por lo menos cuatro no se reunieron en dos años, mientras que otras sí tuvieron juntas de trabajo, pero su productividad no se ve reflejada en la agenda
En noviembre de 2015 de estas 63 comisiones sólo 43 funcionaban. Las presididas por diputados de Morena estaban en el limbo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/12/2017
03:10
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Dos años dos meses no han bastado para que por lo menos 14 de 63 comisiones ordinarias, especiales y comités de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México hayan sesionado una sola vez para desahogar temas relacionados con la discriminación, igualdad de género y pobreza extrema.

De acuerdo con un análisis sobre la productividad legislativa en Donceles y Allende relativa a las comisiones, se desprende que en materia de comisiones ordinarias cuatro han pasado desapercibidas porque no han citado a reuniones.

Tal es el caso de las comisiones para la Igualdad de Género, que preside la diputada Nury Delia Ruiz (Movimiento Ciudadano); la de Fomento Económico, encabezada por el petista José Alberto Benavides, y la Registral y Notarial de Alberto Mendoza (PAN).

Resalta la Comisión de Población y Desarrollo, de Morena, y la de Uso y Aprovechamiento de Bienes y Servicios Públicos de la priísta Jany Robles.

Justo en diciembre del año pasado el líder de la bancada de Morena, César Cravioto, aseguró que trabajarían contra corriente, asistiendo a las comisiones ordinarias, aunque no estuvieran inscritos formalmente.

Este 2017, sólo en algunas comisiones se vio la participación activa de los morenistas y no de todos, a pesar de que se sostuvieron que una de sus prioridades legislativas era estar en estas sesiones.

Por ejemplo, los asambleístas José Alfonso Suárez del Real, Aleida Alavez, Darío Carrasco, Beatriz Rojas, Felipe Félix de la Cruz y, en ocasiones Paulo César Martínez, fueron los que en este año participaron de manera constante en las comisiones.

No se puede decir lo mismo de las morenistas Flor Ivone Morales, Oliva Gómez Garibay, Juan Jesús Briones, Néstor Núñez y Juana María Juárez, quienes brillaron por su ausencia en las ordinarias, especiales e incluso en las reuniones de comité.

Sin presencia. La situación en dos años no ha variado. En noviembre de 2015 de estas 63 comisiones sólo 43 funcionaban. Las presididas por diputados de Morena estaban en el limbo.

Desde ese tiempo, el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna, rechazó caer en una parálisis.

Aunque los asambleístas de Morena siguen sin participar en todas las comisiones, la mayoría sí ha avanzado en temas como por ejemplo participación ciudadana, derechos humanos, presupuesto, diversidad sexual y movilidad.

Otras como Atención a la Niñez, Protección Civil y Turismo han sesionado, pero su productividad no se ha visto reflejada.

Las comisiones que sí han registrado avances en beneficio de la capital del país son Medio Ambiente, Vivienda, Transparencia, Reclusorios y Asuntos Laborales y Previsión Social.

Otras tantas se han limitado a llevar a cabo pocas reuniones como la Comisión Especial para el Seguimiento del Sistema de Protección Social en Salud de la Ciudad de México, a cargo de Miguel Ángel Abadía (PAN) y la del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. La Comisión Especial para el Diseño de Políticas Públicas para el Combate de la Pobreza Extrema ha pasado desapercibida, ni siquiera se sabe quién está a cargo pues en un inicio fue asignada a Morena y la vicepresidencia a cargo del PRD.

En lo relativo a los comités, de 10 instalados, cuatro han registrado escaso trabajo legislativo.

Entre ellos destacan el de Bibliotecas Francisco Zarco, también presidido por Morena; el de Capacitación y Desarrollo Parlamentario, donde la vicepresidenta es la perredista Luisa Alpízar, así como el Comité para la Promoción y Seguimiento de la Cultura de la Legalidad, de Estudios y Estadísticas sobre la Ciudad de México.

Este año, frente a las inasistencias recurrentes de algunos legisladores locales, la Comisión de Gobierno acordó evidenciar públicamente a quien no llegara temprano o se retirara —sin justificación— de las sesiones ordinarias, el problema es que esta disposición no alcanzó a las comisiones ordinarias, especiales y a los comités.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS