Comando roba vales en escuela de medicina del IPN

Al menos ocho personas ingresaron al plantel del IPN en horario de labores
Luego del asalto se implementó un operativo de seguridad en las inmediaciones del plantel para dar con los responsables del robo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/12/2017
01:13
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La tarde del jueves, un comando compuesto por ocho personas, ingresó a las instalaciones de la Escuela de Medicina del Instituto Politécnico Nacional (IPN) para robar una cantidad aún no cuantificada de vales de despensa que serían entregados a empleados del plantel como parte del aguinaldo y bono que recibirían este día.

El comando amagó a los empleados de las oficinas administrativas ubicadas en las inmediaciones del Casco de Santo Tomás para poder llevarse varias cajas y bolsas donde estaban los vales. Según el reporte de la Secretaría de Seguridad Pública, el robo ocurrió poco después de las 13:30 horas cuando en el plantel había alumnos, catedráticos y personal administrativo.

Sin embargo aparentemente nadie se dio cuenta del asalto hasta momentos después que el lugar fue resguardado por elementos policiacos. Las cámaras de vigilancia del IPN grabaron el momento justo en el que el comando se dividió para su fuga, unos aparentemente se fueron en motocicletas y otros abordaron un vehículo Ford Fusion, placas NEY-23-85.

De inmediato se implementó un operativo de seguridad para tratar de dar con los responsables, sin embargo, hasta el momento no hay detenidos. El incidente provocó caos y pánico entre los estudiantes por lo que fue necesaria la presencia de ambulancias de la Cruz Roja para atender a por lo menos cuatro mujeres con crisis nerviosa.

Cuando los oficiales cerraron las puertas del inmueble, varios de los estudiantes se atrincheraron dentro de los salones pues no sabían qué sucedía. En el lugar corrió la versión de que uno de los delincuentes supuestamente se había escondido entre el personal de IPN, por lo que varios empleados fueron revisados, lo que incrementó la incertidumbre de los testigos.

“El problema es que nadie nos explica o nos dice qué es lo que pasa y eso genera caos y confusión. Nadie nos dimos cuenta de lo que pasó hasta que llegaron los policías y cerraron todo y se armó el desmadre, después supimos que fue un robo, pero deben mejorar los protocolos de seguridad para evitar este tipo de desorden y miedo entre nosotros”, comentó Karla Rivas, estudiante del plantel que fue robado.

La Procuraduría Capitalina dio a conocer que mantiene diálogo con la empresa de la expedición de los vales para que de inmediato se cancele toda la serie que se surtió en la Escuela de Medicina del IPN a fin de evitar que los delincuentes puedan utilizarlos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS