Cierran plaza Tepicentro ante posible derrumbe tras sismo del 19-S

Vendedores aseguran que las autoridades no les informaron sobre el aseguramiento
La construcción ubicada en República de Argentina y Eje 1 resultó dañada tras el sismo del 19-S; desde octubre de 2017 el ex delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, anunció trabajos de remodelación, los cuales no se han hecho. (ANDREA AHEDO. EL UNIVERSA)
17/01/2018
01:13
Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Más de 120 comerciantes de la plaza Tepicentro fueron desalojados ayer por la mañana ante el peligro de que edificio se colapse. Éste es uno de los inmuebles que resultó afectado tras el sismo de magnitud 7.1 el pasado 19 de septiembre.

A las 8 de la mañana y sin previo aviso, más de 400 policías capitalinos acompañados de personal de la procuraduría y del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) llegaron a la plaza, ubicada en República de Argentina y Eje 1 en la colonia Morelos, rodearon el inmueble y los agentes colocaron sellos sobre las cortinas de los locales con la leyenda “inmueble asegurado”.

Don Miguel Ángel, un comerciante que vende bolsas en uno de los locales de la plaza desde hace 10 años, dijo que al preguntar a los agentes por qué aseguraban el edificio, éstos contestaron que se abrió una investigación después de una denuncia ciudadana. Después de que se colocaron los sellos, los locatarios y los empleados de los negocios abrieron las cortinas para sacar, de poco en poco, toda su mercancía.

Para las 10 de la mañana la tienda de ropa de José, otro de los comerciantes, ya estaba vacía. Con la ayuda de diablitos los trabajadores subieron la mercancía a un auto compacto que fue estacionado sobre Eje 1. José aseguró que él, así como otros locatarios, tiene bodegas donde puede meter su mercancía. “Esta ropa yo puedo moverla en otros lugares, vivimos de la venta y hay que buscar dónde comercializarla”, dijo.

Sin embargo, la opción de trasladar la mercancía hacia otras bodegas o tiendas no es viable para todos los locatarios. La señora Lilia, una vendedora de ropa, y sus compañeros tuvieron que dejar las cajas llenas de telas sobre la avenida, hasta definir a dónde la llevarían. Lilia explicó que vende al día y no puede quedarse sin dinero ante la incertidumbre de lo que pasará con el edificio.

Como Lilia, hay otros casos, como la de Juan Luis, uno de los empleados de los locales, quien dijo “la verdad no sé a dónde voy a vender, aunque sea en la calle. Y si nos quitan pues me voy a otra”.

Desde hace tres semanas, el edificio le fue colocada una malla de seguridad para realizarle los trabajos de remodelación. En octubre de 2017 el ex jefe delegacional Ricardo Monreal anunció la demolición del inmueble por su riesgo para la comunidad de la colonia Morelos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS