Cierran bares en Benito Juárez por constantes quejas vecinales

La quejas más constantes entre los vecinos eran por riñas, bloqueos de entradas y salidas a sus domicilios, menores de edad al interior de dichos establecimientos, rebase de la capacidad de aforo de los inmuebles, jóvenes orinando en vía pública e irregularidades en el uso de las licencias de bajo impacto
Cierran bares en Benito Juárez por constantes quejas vecinales
Foto: Archivo/El Universal
28/03/2018
09:40
Eurídice Garavito
-A +A

A causa de las constantes quejas vecinales, la delegación Benito Juárez clausuró tres centros nocturnos ubicados sobre Avenida Insurgentes Sur a la altura del metrobús Teatro de los Insurgentes en la colonia Crédito Constructor.

Black Pearl, Beer Play, Oye mi canto y Miami Beach, estos dos últimos operaban con un mismo permiso, fueron los comercios sancionados por hacer mal uso de la licencia de tipo impacto vecinal durante aproximadamente dos años.

"Estos bares y antros tienen diez días, que es el término de ley de establecimientos mercantiles de la Ciudad de México, para presentar sus pruebas y documentos antes de pasar a la clausura definitiva del lugar. Hace una semana se verificaron, se opusieron a la verificación y hoy por eso viene la sanción" apuntó el jefe del despacho de la delegación Benito Juárez, Ángel Luna Pacheco.

Durante la administración del delegado con licencia,  Christian Von Roerich, alrededor de dos mil verificaciones a establecimientos mercantiles, 200 suspensiones y alrededor de 100 clausuras en 56 colonias, la delegación Benito Juárez continúa con el programa de seguridad, verificación y regularización de restaurantes y bares en la demarcación.

Este operativo se realiza gracias a las denuncias vecinales mismas que son alrededor de cuatro, o más, diariamente entre las que destacan por riñas, bloqueos de entradas y salidas a sus domicilios, menores de edad al interior de dichos establecimientos, rebase de la capacidad de aforo de los inmuebles, jóvenes orinando en vía pública e irregularidades en el uso de las licencias de bajo impacto.

"Por el tipo de licencias, primordialmente se tienen que vender alimentos y lo que hacen estos establecimientos es primero vender el alcohol a cualquier persona sin alimentos, lo único con lo que quieren sustituir sus alimentos son con sus botanas, ya sean chicharrones, palomitas y esto no puede ser, tenemos que cuidar a nuestros jóvenes" declaró el funcionario.

Luna Pacheco recordó que sobre la misma acera fueron suspendidos hace quince días los bares Puerto Capital y La Chavela ya que también operaban de manera irregular y la principal preocupación de las autoridades de Benito Juárez son los jóvenes, incluso subrayó que en dicha delegación no existen los giros negros desde hace tres administraciones. Descartó el uso y venta de drogas y estupefacientes dentro de dichos centros nocturnos, pero subrayó la ausencia de las medidas necesarias de protección civil, alarmas sísmicas, alarmas contra incendios, extintores y salidas de emergencia.

"No queremos tragedias dentro de nuestra delegación, no estamos en contra de que la gente obtenga un ingreso pero sí estamos en contra de que lo haga a costa, de incluso, cometer algún delito vendiéndole bebidas alcohólicas a los menores" concluyó.

maf

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS