CDMX busca la integración familiar entre damnificados

Impulsan la resiliencia entre niños que perdieron a sus padres o su hogar
El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, puso en marcha los campamentos, a los que ahora se suman los afectados del 19-S. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
17/03/2018
01:34
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Los niños y niñas que perdieron familiares o su hogar en el sismo del 19 de septiembre de 2017 accederán a un programa de campamentos para padres e hijos con el fin de reforzar su autoestima y superar esta adversidad, esto como parte de la estrategia de reconstrucción familiar del Gobierno de la Ciudad de México.

Las primeras 31 familias beneficiarias, que agrupan a 120 personas, acudieron ayer al primer campamento de este tipo en el Centro de Educación Ambiental Ecoguardas, en la delegación Tlalpan, donde las actividades continuarán este sábado.

El director general del DIF capitalino, Gamaliel Martínez, explicó que este organismo tiene registro de 295 niños afectados, los cuales pertenecen a 185 familias, que serán las que se atiendan con estos campamentos. Entre éstas hay tres menores que tras el sismo se quedaron sin ambos padres.

En esta primera edición, añadió, asisten niñas y niños que perdieron a uno de sus padres o que se quedaron sin hogar tras el 19-S y quienes realizarán en el campamento actividades lúdicas, recreativas, deportivas, de esparcimiento y reflexivas.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, explicó que esta iniciativa se desprende del programa Qué Padres Campamentos, que en la presente administración ha tenido 2 mil 500 beneficiarios de escuelas públicas y de los centros comunitarios del DIF capitalino.

“Es un trabajo específico que se va a hacer con familias que tuvieron algún tipo de afectación por el sismo (…) es un campamento resiliente porque llevará este mensaje, estará planteado para esta tarea”, añadió el Ejecutivo local.

Unir familias. Francisco Labiaga Orive, director general de Grupo Ícaros, Aventura Paphijos/Mamhijos, empresa privada que realiza los campamentos, sostuvo que el objetivo de éstos es la recuperación de los integrantes de cada familia y para ello “vamos a rescatar emociones”.

Gamaliel Martínez recordó que este tipo de campamentos suelen existir en las escuelas privadas porque tienen un costo de 11 mil pesos aproximadamente y se trasladan al Estado de México, pero la administración actual implementó una alternativa gratuita para los menores.

“En el programa que se tiene previsto en Ecoguardas, están dispuestos trabajadores del sistema DIF: psicólogos, trabajadores sociales, enfermeras, así como el equipo de Qué Padres Campamentos para que [los niños] puedan realizar actividades con esta visión de resiliencia”, explicó Martínez Pacheco.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS