Blindará Sacmex las válvulas de paso

Blindará Sacmex las válvulas de paso
Ramón Aguirre, titular del Sacmex, dice que manipular las llaves es fácil. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/03/2018
01:45
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]
El Gobierno de la Ciudad de México tiene ubicados 50 puntos, distribuidos en seis delegaciones, en donde personas externas al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) cierran válvulas de forma arbitraria.

Para evitar que se siga afectando el suministro, el titular del Sacmex, Ramón Aguirre Díaz, dio a conocer que se invertirán 750 mil pesos para cambiar las tapas, en donde se ubican las válvulas que regulan el paso del agua, por otras con chapas de seguridad. Además, precisó que se reforzará la vigilancia de estas zonas con apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y las cámaras de videovigilancia del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

“De por sí tenemos la necesidad de hacer muchas acciones de mantenimiento y atención al servicio de las personas para que se sume una problemática que se ve claramente intencional. No se tiene alguna duda, les comento, realmente las tapas y las válvulas están prácticamente en cada esquina, estamos hablando de que es parte de la infraestructura que se requiere para operar una red de distribución.

“Cuando llega a haber una fuga hay que hacer un cierre de válvulas y que no salga más agua para reparar. En más de la mitad de las esquinas de la Ciudad hay alguna caja con válvulas y este fenómeno se presenta casualmente en algunas delegaciones”, enfatizó.

 Aguirre indicó que las delegaciones en donde se ha detectado este cierre de válvulas, desde hace dos años y de manera particular en periodos cercanos a procesos electorales, son: Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa, Coyoacán, Benito Juárez y Azcapotzalco.

Precisó que el cambio de las tapas, lo cual llevará alrededor de mes y medio, comenzará en las zonas donde las cámaras del C5 no tienen alcance.

El titular del Sacmex reconoció que la manipulación de estas “llaves” no requiere de una “especialidad”, y sólo con la ayuda de un gancho pueden abrirse las tapas y cerrar el paso del agua.

A ello se suma que este tipo de acciones no representan delito alguno y podría quedarse sólo como una sanción administrativa.

El funcionario detalló que una vez que se abren las válvulas, restablecer el servicio toma un día completo, “porque se busca asegurar que los tanques amanezcan llenos para regar toda la Ciudad, eso nos obliga a cerrar los tanques entre las dos y cuatro de la tarde, si manipulan las válvulas y las corregimos a las cinco de la tarde el servicio ya tiene baja presión y se restablece hasta el otro día”

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS