Automovilistas sufren por constancia de verificación

Automovilistas se quejan de que la página habilitada para obtener el permiso no carga, se tarda en validar la información; algunos acusan, incluso, que no genera el documento que ampara la revisión hasta el segundo semestre de 2018
La directora general de Calidad del Aire de la Sedema, Beatriz Cárdenas, afirma que el número de verificentros es el adecuado para la CDMX. (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
24/01/2018
03:20
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Automovilistas se quejan de que la página de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) presenta problemas para tramitar la constancia provisional de verificación vehicular entre algunas de las molestias se encuentra que no carga la página, se tarda en validar la información o incluso no sale el certificado de verificación.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la directora general de Calidad del Aire de la Sedema, Beatriz Cárdenas, aseguró que las personas que tengan ese tipo de problemas pueden acudir a la oficina de atención ciudadana ubicada en la calle Tlaxcoaque número 8; refirió que ahí hay personal de la dependencia que brinda ayuda a los usuarios para obtener el certificado.

“La constancia provisional deben solicitarla aquellos vehículos con placas de la Ciudad de México y que por alguna razón no hayan verificado en el segundo semestre de 2017, los que sí la hicieron y cuentan con su holograma y su certificado de verificación vehicular, la vigencia es para un semestre más, no tienen que hacer absolutamente nada, sólo tiene que portar en el vehículo el holograma”, comentó la funcionaria.

No es para todos. La constancia provisional de verificación vehicular es obligatoria en cinco casos: los vehículos nuevos o usados registrados por primera vez en la Ciudad de México que no cuenten con holograma de verificación; autos de transporte público o taxis que sean sustituidos; los que no verificaron en el segundo semestre de 2017; los que no verificaron por algún accidente; y los vehículos foráneos de entidades que no cuentan con verificación vehicular obligatoria.

“La constancia tiene una vigencia hasta el 1 de julio de 2018, cuando el programa de verificación vehicular iniciará otra vez operaciones y todos los vehículos regresarán a verificar en el mes que corresponde de acuerdo a la terminación de su placa”, comentó Beatriz Cárdenas.

El requisito para obtener esta constancia, en todos los casos, es la tarjeta de circulación. Para las unidades que no hicieron la verificación del segundo semestre de 2017, además deberán pagar la multa por verificación extemporánea.

En el caso de los propietarios de vehículos que no hayan sido verificados debido a robo de la unidad, siniestro, reparación mayor o alguna otra problemática, también deberán realizar el trámite de ampliación del periodo de verificación para que se exenten del pago de la multa.

Al contar con estos requisitos, los dueños de vehículos emplacados en la capital tendrán que ir a la dirección http://verificentros.sedema.cdmx.gob.mx.

En la página se deberán ingresar el número de la placa del vehículo, el número de identificación vehicular (que se puede obtener en la tarjeta de circulación o la factura), el año y modelo del auto, distancia recorrida en kilómetros (odómetro), el tipo de combustible que utiliza, el folio de la tarjeta de circulación, y la fecha de expedición de la misma.

Posteriormente, la información se valida y en caso de presentar multas, se solicitará la información; tras varios minutos se entrega la constancia provisional de verificación vehicular, el usuario tiene que imprimirla y portarla en el vehículo, pues tendrá que ser mostrada a la autoridad ambiental o de tránsito que lo requiera.

Con esta constancia no se exime a los conductores de no respetar las restricciones al Programa Hoy No Circula o Programa de Contingencias Ambientales Atmosféricas, explicó Beatriz Cárdenas. En el caso de vehículos con placas en los municipios de la Zona Metropolitana del Valle de México, tendrán que realizar su verificación en su entidad.

Endurecen medidas. A partir del próximo 1 de julio los nuevos verificentros de la Ciudad de México realizarán pruebas mecánicas y la medición de partículas ultra finas para determina cómo están las condiciones del parque vehicular en la capital.

Beatriz Cárdenas aseguró que la revisión se realizará sólo un semestre, pero servirá para que los conductores conozcan la situación de sus vehículos y la Sedema elabore estadísticas sobre el estado de los autos y los contaminantes que generan.

La revisión mecánica consistirá en checar la alineación al paso, la suspensión, los frenos y los neumáticos, asimismo se realizará la medición de los contaminantes que se emiten en la combustión de combustibles fósiles como diesel y gasolina.

La Sedema ha trabajado por más de un año en buscar las mejores tecnologías para medir los gases de emisión, simular el rodamiento de un vehículo, así como encontrar sistemas de vigilancia para evitar la corrupción en la verificación.

Verificentros serán suficientes. A partir del mes de julio habrá una reducción de verificentros en la Ciudad, de los 74 que había en 2017, ahora solo existirán 55; sin embargo, la encargada de la Calidad del Aire de la Sedema aseguró que no habrá problemas, pues es una cifra suficiente ante la demanda de autos.

Destacó que el número de centros de verificación fue determinado en función de la demanda necesaria, aunque será un reto hacer que la gente programe sus verificaciones y se evite la congestión los últimos días.

“Se hace la invitación para que los ciudadanos hagan la verificación en el tiempo que mejor les convenga, pero no hay que dejarlo hasta el final, no hay capacidad que alcance si todos quieren hacerlo en el último día”, concluyó Beatriz Cárdenas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA