Asociación de Inmobiliarios cancela plan de certificación antisísmica

Alejandro Kuri, titular de la AMPI, aseguró que hubo quienes quisieron comercializar el proyecto; opinó que la única forma de echarlo a andar es a través de la UNAM
03/04/2018
21:48
Sandra Hernández
-A +A

El plan para certificar viviendas contra sismos se canceló debido a que terceras personas quisieron lucrar con el proyecto, afirmó el titular de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Alejandro Kuri.

Sin mencionar nombres, el presidente de la organización aseguró que hubo quienes quisieron comercializar el proyecto.

Este plan, propuesto por la AMPI, consistía en desarrollar una certificación que garantizara la seguridad de nuevas propiedades ante un sismo.

Luego del temblor del 19 de septiembre del año pasado, la asociación se reunió con representantes de los colegios de Arquitectos, de Ingenieros, y con el Instituto de Investigaciones Sísmicas de la UNAM para desarrollar el proceso de certificación de nuevos inmuebles, y eventualmente avalar la seguridad de edificios ya construidos, donde hubiera una memoria de cálculo clara y documentada.

"Mientras muchos de los que participamos en el proyecto lo hicimos pensando en la población, una gran parte de los participantes en esto lo hicieron pensar como negocio”.

"Esto no se puede concebir como un negocio, se debe concebir como un proyecto social y de servicio a la comunidad".

Si bien el proyecto está cancelado, Alejandro Kuri opinó que la única forma de echarlo a andar es a través de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para evitar intereses comerciales.

Abundó que la máxima casa de estudios debería marcar los lineamientos para que el proyecto no se pervierta, pues, advirtió, se pueden generar actos de corrupción.

“Si no se hace de esa manera y se blinda el proceso, este tipo de certificaciones va a ser un producto que se venda. Es decir: ‘¿quieres certificación sísmica?, cáete con una lana y te la doy’.

“’¿No me vas a checar mis planos o mi memoria de cálculo? – No, vale tanto’. Y eso desvirtúa lo que queríamos que fuera esa certificación, que fuera una tranquilidad para los habitantes, que vieran un edificio con certificación sísmica y supieran de manera inmediata e irrefutable que en ese edificio pueden comprar o rentar tranquilamente. El único que tiene autoridad moral para hacerlo es la UNAM”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS