Se encuentra usted aquí

Aparece cuarto policía de caso Marco

Uniformado acude a las oficinas de la CDH local; no se criminaliza al estudiante: jefe de Gobierno
Involucrados. Los cuatro oficiales están sancionados y habrá consecuencias por la ausencia del elemento Ubel Mora Gallardo (ESPECIAL)
02/02/2018
03:35
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Ubel Mora Gallardo, uno de los policías auxiliares que participó en la detención Marco Antonio Sánchez Flores, el pasado 23 de enero, apareció por su propio pie en las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México para declarar sobre el caso.

Fuentes de la SSP informaron que el oficial acudió este jueves en punto de las 14:00 horas a las instalaciones del organismo autónomo y durante dos horas se entrevistó con personal de la CDH local para dar a conocer el protocolo de actuación que se utilizó durante la detención de Marco.

Pese al fuerte operativo de localización que realizó la Secretaría de Seguridad Pública capitalina en la localidad de Pochotillo, municipio de Tecoanapa, a 120 kilómetros al noreste de Acapulco, en donde incluso detuvieron a algunos de los policías encargados en el dispositivo, Mora Gallardo acudió a laborar con normalidad.

Personal de la dependencia informó que Ubel Mora aún tiene diligencias que atender; pero aclaró que los cuatro oficiales vinculados están sancionados y que habrá consecuencias por la ausencia de Mora.

El miércoles por la tarde, Martín González, Juan de la Rosa Guzmán y Ricardo Trejo, los otros tres policías involucrados, acudieron a las oficinas de la CDH local donde comparecieron y aseguraron que el día de la detención cumplieron los protocolos y que no violaron los derechos humanos del joven, además de que no se han negado a presentarse ante ninguna instancia.

Piden tiempo. El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, pidió a las autoridades capitalinas no adelantarse y esperar a la investigación de la CDH local determine si hubo o no detención arbitraria de Marco Antonio Sánchez Flores.

El ómbudsman nacional exigió que se esclarezca a puntualidad el caso de Sánchez Flores, quien fue localizado cinco días después de su detención, y sostuvo que las autoridades están obligadas a proporcionar la información.

Por su parte, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, rechazó que se criminalice al estudiante de la UNAM, y advirtió que desde el Gobierno de la Ciudad de México no se dará a conocer ningún detalle sobre el estado de salud del estudiante de la Preparatoria 8.

“Se tiene comunicación permanente con la Comisión de Derechos Humanos local para estar en una línea de información, es decir hasta dónde sí y hasta dónde no informar, porque estamos hablando de un menor de edad”, afirmó. Con información de Dennis A. García y Phenélope Aldaz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS