Álvaro Obregón gastará 1.4 mdp en regalar Pan de Muerto

La demarcación repartirá entre la población de escasos recursos 8 mil 860 piezas; no detalla la fecha en que los entregará
Ésta no es la primera ocasión que implementa la acción, el año pasado gastó 3 mdp para regalar 20 mil piezas de pan para la celebración de Día de Muertos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
27/10/2017
01:03
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

A pesar de los daños por el sismo del 19 de septiembre pasado en viviendas de la delegación Álvaro Obregón, las autoridades de la demarcación gastarán 1.4 millones de pesos para repartir panes por el Día de Muertos.

La demarcación gobernada por la perredista Antonieta Hidalgo publicó en la Gaceta Oficial los lineamientos de una acción institucional denominada Día de Muertos 2017, con el fin de regalar 8 mil 860 piezas de pan entre habitantes, principalmente aquellos de escasos recursos.

Para la repartición de los tradicionales panes las autoridades sólo establecieron como requisitos acudir a los eventos que convocarán con posterioridad y proporcionar los datos que les sean solicitados.

“La Dirección General de Cultura, Educación y Deporte, a través de la Coordinación de Fomento Cultural y Educación, en su oportunidad publicará los lugares y fechas de la celebración de los eventos para entrega de apoyos sociales para la preservación de festividades y tradiciones”, añade la delegación en la publicación.

Ésta no es la primera ocasión que implementa la acción, el año pasado gastó 3 millones de pesos para regalar 20 mil piezas de pan para la celebración de Día de Muertos.

Sobre los mecanismos para evaluar, en este año en la acción institucional solo planteó que “la presente Acción Institucional de Beneficio Social se evaluará considerando el cumplimiento de metas y la calidad del servicio público”.

Para la repartición se destinará un presupuesto en esta ocasión de 1.4 millones de pesos.

Sin embargo, el anuncio de la entrega de apoyos llega a poco más de un mes del sismo de magnitud de 7.1 del 19 de septiembre pasado.

En el caso de Álvaro Obregón decenas de viviendas resultaron dañadas y se tuvieron que demoler, principalmente en el pueblo de Santa Rosa Xochiac.

En esa comunidad son al menos 80 las casas que se debieron demoler y en su lugar las autoridades locales deberán construir nuevas viviendas, de las cuales ya se han levantado algunas de un piso con base en prototipos que son resistentes a sismos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS