Alistan diputados proceso contra delegado de Tláhuac

Comisión Jurisdiccional sesionará esta semana; Toledo asegura que no habrá presiones para decidir al vapor
Mauricio Toledo (izq.) entregó a Armando López la solicitud para dar cause a las indagatorias a Rigoberto Salgado sobre sus presuntos nexos con el crimen (CORTESÍA ASAMBLEA LEGISLATIVA)
15/08/2017
01:03
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

El presidente de la Comisión Especial Jurisdiccional en la Asamblea Legislativa, Armando López Velarde Campa, admitió que llevar a cabo el proceso de destitución del delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, representa una presión y también una gran responsabilidad.

“Soy doctor en Derecho y tengo que apegarme a mis conocimientos jurídicos, yo no puedo prejuzgar conforme a lo que me están entregando, he sido respetuoso del procedimiento y todo tiene que apegarse a la realidad”, precisó el diputado local de Movimiento Ciudadano.

En tanto, el presidente de la Mesa Directiva del órgano legislativo local, Mauricio Toledo, garantizó que no se va a presionar para tomar una decisión al vapor, sino que se traerán todos los instrumentos necesarios para demostrar que no es un asunto personal, político, de persecución o de linchamiento mediático.

Al recibir de manera oficial una lista con 23 firmas de asambleístas que solicitan el proceso de destitución del delegado morenista, López Velarde confirmó que esta semana arrancará la sesión de la comisión que preside para desahogar el tema.

Confirmó que ayer mismo se giraron los oficios correspondientes para convocar a los seis diputados restantes que integran la Comisión Jurisdiccional, entre los que destacan dos del PRD y uno de Encuentro Social, PRI, PAN y Movimiento Ciudadano.

El legislador de Movimiento Ciudadano comentó que a petición del líder de la bancada de Morena, César Cravioto, dos diputados de este partido —Felipe Félix de la Cruz y Miguel Ángel Hernández— podrán participar en las reuniones de comisión, pero no tendrán derecho de voto.

Además, detalló que para estas sesiones bastará la asistencia de tan sólo cuatro diputados para poder dictaminar la remoción y poder llevarla hasta el Pleno de la Asamblea.

Los legisladores locales confirmaron que habrá una calendarización para que también comparezcan funcionarios públicos, comités vecinales, medios de comunicación e incluso el procurador capitalino, Edmundo Garrido, para aportar pruebas en torno a las presuntas irregularidades del jefe delegacional en Tláhuac.

“Plantearé que venga el procurador y otras instancias, funcionarios de Tláhuac y está en la facultad de la Jurisdiccional una serie de invitados para aportar pruebas a los cuatro expedientes que están en manos del titular de la comisión”, precisó Toledo.

Derecho de audiencia. En tanto, Armando López Velarde aseguró que se respetará el derecho de audiencia y garantía de seguridad jurídica de Salgado para que éste pueda controvertir las acusaciones en su contra.

El hecho de que el delegado de Tláhuac pueda tener vínculos con el crimen, así como conflicto de intereses para la contratación de proyectos, otorga atribuciones a los diputados locales para solicitar su destitución.

Los asambleístas serán los responsables de quitar del cargo al morenista con el voto de dos terceras partes —44 diputados— de los integrantes de la Legislatura. Aunque la bancada de Morena tiene mayoría, no le alcanzaría para impedir su destitución.

El Estatuto de Gobierno señala que la resolución de la Asamblea será definitiva e inatacable y surtiría sus efectos de inmediato.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS