Advierten sobre guerra de lodo en la CDMX

Especialistas y consejeros electorales prevén un ambiente ríspido en la búsqueda del voto de los candidatos a cargos de elección popular; consideran que predominará la guerra sucia entre los partidos
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL.
26/03/2018
03:20
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Las campañas electorales en la capital del país iniciarán en un escenario en el cual existen al menos 60 investigaciones iniciadas por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) por denuncias de promoción personalizada, actos anticipados de precampaña, de campaña y calumnias, quejas en las que están vinculados todos los partidos políticos.

A partir del primer minuto del próximo viernes arrancará un periodo de 90 días, para los candidatos a la jefatura de Gobierno, en el que empezarán a recorrer la Ciudad para exponer sus propuestas y pedir el voto; pero de acuerdo con especialistas, también se prevé que empiecen las descalificaciones y guerra sucia, al tiempo que está latente la posibilidad de violencia, a pesar de los pactos de civilidad que convocaron el Gobierno capitalino y el IECM.

Los expertos entrevistados prevén que la contienda se concentrará entre las candidatas Claudia Sheinbaum, de la alianza Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), a quien ubican de inicio con una amplia ventaja sobre su rival más cercana, Alejandra Barrales, de la coalición Por la Ciudad de México al Frente (PRD-PAN-Movimiento Ciudadano). En un lejano tercer lugar está Mikel Arriola, aspirante del PRI.

En total se estima que habrá siete aspirantes al Gobierno; a más tardar el 29 de marzo el IECM les otorgará sus respectivos registros.

En tanto, los aspirantes a las 16 alcaldías y concejalías, cargos que se elegirán por primera vez, empezarán campañas el 29 de abril; lo mismo que para las diputaciones del primer Congreso local. Sin embargo, antes de que empiecen las campañas hay decenas de quejas presentadas en contra de diversos abanderados de los partidos.

“Desde que arrancó el proceso electoral el año pasado y hasta ahora debemos tener cerca de 60 procesos sancionatorios por muchas causas: promoción personalizada, actos anticipados de precampaña, de campaña y calumnia, de los cuales han impugnado a muchos partidos políticos y a muchos cargos de elección popular: jefatura de Gobierno, alcaldías y diputaciones”, reveló Mauricio Huesca, consejero del IECM.

El consejero comentó que el instituto conformó las investigaciones y se han enviado al Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECM) para su resolución.

Entre las quejas resueltas está una del PRI contra la virtual candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, por supuesta campaña anticipada a través de la colocación de lonas con su imagen cuando aún era delegada de Tlalpan; sin embargo, el tribunal determinó que no hubo tal infracción, pues no se comprobó que Sheinbaum las haya colocado.

Entre los casos abiertos hay por promoción personalizada, actos anticipados de campaña y uso indebido de recursos públicos en contra de Leonel Luna, diputado local del PRD, por una presunta pinta ilegal de bardas, y contra el diputado local Víctor Romo, también por la difusión de materiales con su imagen.

Luna aspira a una diputación federal del PRD y Romo, a la alcaldía de Miguel Hidalgo, por Morena.

Contienda y guerra sucia. En el inicio de las campañas, el analista político José Antonio Crespo y el académico de la UNAM Gerson Hernández Mecalco coincidieron en que Sheinbaum arranca con amplia ventaja, inclusive de dos dígitos, según diversas encuestas.

“No se ve una elección de tres, sino de dos, Morena y el Frente”, comentó Hernández y previó que el segundo y tercer lugar, Alejandra Barrales y Mikel Arriola, respectivamente, “le estarán pegando al primero”; mientras que Crespo dijo que una remontada de Barrales dependerá de un muy buen desempeño en los debates (habrá tres: el 18 de abril, 16 de mayo y 20 de junio).

En contraste, la ex consejera del Instituto Electoral local, Olga González, dijo que es muy pronto para declarar un ganador o puntero porque “las encuestas dicen lo que ocurre en un momento dado, pero hemos visto que en las campañas cambian mucho las preferencias de una semana a otra; además, la mayoría de mediciones tiene una tasa de respuesta sólo de 30%”.

Crespo consideró que con las recientes descalificaciones entre Mikel Arriola y Alejandra Barrales se marca el inicio de una guerra sucia.

“Así como pasa a nivel nacional, donde los distintos voceros y dirigentes de partidos se concentran en sacar las cosas sucias que tienen los adversarios, creo que eso será la pauta de esta campaña en la Ciudad, por que los partidos saben que la gente está votando por emociones o fobias, más que por razones o propuestas”, expuso el académico del CIDE.

En tanto, Huesca dijo que los dimes y diretes son previsibles pero “no vamos a tolerar el discurso de odio, polarización, de [ningún tipo de] violencia, la calumnia electoral —entendido como imputación de hechos falsos—, ese discurso no lo permitiremos y estaremos atentos a las denuncias (...) sólo los vamos a callar cuando quien haga imputaciones no tenga una prueba o sustento”.

Advirtió que los procesos sancionadores pueden derivar en multas y cancelación de registro; en el caso de dependencias gubernamentales admitió que no las pueden sancionar, sino dar vista a los superiores jerárquicos para que éstos castiguen.

Ante los hechos de diciembre y enero, en que grupos violentos lanzaron sillas y golpes a asistentes a mítines de Morena e incluso un ex funcionario de la delegación Coyoacán, gobernada por el PRD, está en proceso penal por las agresiones, el Gobierno capitalino y el IECM promovieron pactos de civilidad firmados por siete de 10 partidos; sin embargo, los especialistas opinaron que los partidos serán los principales responsables de calmar a sus militantes y prevenir más grescas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS