Acoso sexual en el Metro no para; hombre toca a otro

Hasta el momento se desconoce si hubo denuncia ante las autoridades del Metro o los tocamientos fueron consensuados
(Fotografía: Especial )
30/05/2018
13:21
Redacción
Ciudad de México
-A +A

A través de redes sociales circula un video en el que un hombre acosa sexualmente de otro mientras ambos esperan a que el convoy del Metro llegue.

En la grabación se observa cuando le toca y acaricia parte de los glúteos sin que el afectado pongo resistencia o muestre desaprobación, pero tampoco parece que se percate de la situación.

Ante la llegada del tren, el agresor se coloca de tal forma que su miembro queda entre los glúteos del otro hombre, para continuar con el delito sexual. Hasta el momento no se tiene conocimiento si hubo denuncia ante las autoridades del Metro.

Actualmente, el acoso es uno de los principales problemas que aquejan transporte público.

Fuentes consultadas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México detallaron que los casos de abuso y acoso que ocurren dentro del Sistema de Transporte Colectivo Metro se analizan en tiempo, modo y lugar.

Es decir, sólo la parte afectada es la única que puede realizar una denuncia.

Los usuarios que son testigos de un delito sexual pueden realizar una denuncia por faltas al orden público, y en caso de comprobarse dicha acusación, los involucrados serán trasladados al Juez Cívico o a la Fiscalía Delitos Sexuales.

Se tiene registrado que la mayoría de los casos ocurren al abordar o descender del vagón, aunque también se han presentado situaciones dentro de los trenes.

El Código Penal Federal establece que la violación la comete quien penetra con el pene o cualquier otro elemento, en la vagina, boca o el ano, a otra persona sin su consentimiento.

El mismo Código señala que comete abuso sexual quien ejecute en una persona, sin su consentimiento, o la obligue a ejecutar para sí o en otra persona, actos sexuales sin el propósito de llegar a la cópula.

Mientras que el acoso consiste en piropos, miradas lascivas e incluso tocamientos.

lr

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS