Terre Alte, uno de los grandes vinos de todos los tiempos

Maurizio Felluga presenta en México sus blancos de alta gama que han sido reconocidos
Los vinos de alta gama de Maurizio Felluga
Foto: Nadia Luna/ Maurizio Felluga
19/02/2018
13:30
Rubén Hernández
-A +A

Friuli, región al noreste de la península itálica, es símbolo de encuentros y desencuentros culturales, de confrontaciones y migraciones; pero también de una sociedad pródiga marcada por un gran empeño en el trabajo agrícola y la industria alimentaria, teniendo en la vitivinicultura un estandarte de su identidad y carácter. Precisamente uno de los símbolos de esta fortaleza ha sido Livio Felluga, empresa enmarcada en el nombre de este mítico empresario que en los años 50 del siglo pasado perfiló la proyección de un concepto del terruño tras los años aciagos de la Segunda Guerra Mundial.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_2_0.jpg

Con la disposición total de uvas de viñedos propios y una producción anual de 1.2 millones de botellas, cerca de las cuales 40% corresponden a su gran vino insignia, Terre Alte, Livio Felluga posee un lugar estratégico en el mercado de los vinos de alta gama. Solo en Italia, la bodega vende 50% de su producción vinícola total, además de estar muy bien posicionado en países como Alemania y Estados Unidos. En 2015, aún con la presencia de Livio Felluga como líder de la empresa, a sus 100 años de edad, Vinitaly le concedió su gran Premio Internacional, destacando la excelencia lograda por la bodega y la labor de su creador.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_1_1.jpg

"La bodega Livio Felluga es una de las fincas más grandes de Friuli, con el mérito de sus vinos varietales de Malvasia, Ribolla Gialla y Friulano, pero también de Terre Alte, una de las mejores mezclas italianas blancas. Tiene además entre sus logros la realización de uno de los mejores vinos de uva Picolit de Europa, y que han disfrutado reyes, príncipes y en toda Europa", expresó la declaratoria de este premio que además proclamó a Livio Felluga como "uno de los grandes hombres de la industria del vino italiano".
En esa sintonía, en 2016, la revista Decanter declaró a Rosazzo como uno de los 10 mejores terroirs italianos, gracias a su particular suelo y su microclima, definiéndolo asimismo como un lugar perfecto para una producción centrada en la excelencia. De igual modo, Terre Alte fue considerado como la mejor expresión del terroir y uno de los mejores vinos italianos de todos los tiempos.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_3.jpg

Surgido en 1981, Terre Alte es una mezcla de Friulano, Pinot Bianco y Sauvignon, dando por resultado un vino único de intensos aromas florales y frutales, de gran estructura y que con el envejecimiento adquiere una evolución terciaria de acentuada complejidad.
Dentro de esta genealogía de grandes vinos destacan también Illivio, creado en 1998 por los hijos del patriarca en su cumpleaños 85, en una integración de Pinot Blanc, Chardonnay y Picolit, en un esfuerzo de reflejar su personalidad, uniendo fuerza y elegancia; Pinot Grigio, el vino friulano más conocido en el mundo y que se distingue por su finura y elegancia; así como Sauvignon, también de tradición friulana, desarrollado con la vid de origen francés que fue introducida en esa región durante el dominio de los Habsburgo y difundida a inicios del siglo XX.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_4.jpg

"Ha sido una labor de esfuerzo y dedicación, no solo para mi familia, sino para todo la región. Estamos en una zona fronteriza que históricamente ha vivido diversos conflictos. Mi padre fue un hombre de visión y empeño, incluso adquirió viñedos en un área que actualmente forma parte de Eslovenia. Mi abuelo estuvo en contra de esa adquisición, pero mi padre estaba muy entusiasmado, con muchos proyectos; fue muy duro cuando perdió esa tierra, pero siempre supo salir adelante", expresa Maurizio Felluga, hijo de Livio, quien muriera en 2016 a los 102 años de edad, y uno de los herederos de la bodega icono Friuli, quien recientemente visitó México para la presentación de sus caldos icono en Il Becco.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_5.jpg

Agrega que en Friuli se cultivan diferentes tipos de uvas, algunas nativas, otras procedentes de otras regiones de Europa. Nuestra variedad más reconocida es la Malvasia, aunque en Felluga se producen variedades de Friulano, Pinot Grigio y Sauvignon Blanc. No son nativas de Friuli, pero ahora ya son tradicionales de Friuli. La Malvasia y la Ribolla Gialla también tienen un carácter local, junto con la Friulano.

Fe en el campo y el trabajo

Los conflictos bélicos impidieron que Livio tuviera una formación académica convencional, sin embargo eso no fue impedimiento para su gran visión empresarial y su convicción en innovar y crear un estilo propio. En los 50, y después de un arduo esfuerzo, consiguió su sueño de adquirir su primer terreno y Rosazzo, construyendo su primera bodega en Brazzano. Alrededor de estos viñedos originales hay ahora otras 200 hectáreas. En 1956, decidió abrir su mercado más allá de su entorno, enfocando sus ventas a ciudades estratégicas como Milán y Roma. Además asestó un gran golpe mercadológico utilizando un antiguo mapa de la región como su etiqueta distintiva. "La etiqueta de un vino habla de su mercadotecnia, pero también de la historia de la región", dijo Livio Felluga.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_6.jpg

"Friuli es una región pequeña que apuesta ante todo por los vinos de calidad, es nuestro principal estandarte, y nuestra producción puede considerarse entre lo mejor de Italia. Siempre la calidad será más importante para nosotros que el volumen. Como región producimos algo así como un millón de hectolitros al año; muy poco si pensamos, por ejemplo, los 16 millones que producen regiones tan afamadas como Veneto, con su emblemático prosecco.
"Las colinas están a espaldas del mar, lo cual determina un microclima muy favorable. Como suele ocurrir en estos casos, no es una zona muy fértil, pero sí idónea para el cultivo de la vid, con una variación térmica entre el día y la noche muy  favorable para la uva. Tenemos una producción promedio de 70 quintales de uva por hectárea, lo cual es sinónimo de bajo rendimiento en volumen, no así en calidad. Las bodegas de la región tienen una producción promedio de 7 mil botellas por ha, si bien la media legal contempla una cantidad mayor a este promedio", precisa Maurizio Felluga.

los_vinos_de_alta_gama_de_maurizio_felluga_7.jpg

También te puede interesar: Aprovecha este festival de vinos franceses

Artículo

Aprovecha este festival de vinos franceses

Buena oportunidad para encontrar etiquetas representativas de Francia a buenos precios
Aprovecha este festival de vinos franceses Aprovecha este festival de vinos franceses

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS