Se encuentra usted aquí

Quesadillas light

Hoy les quiero recomendar unas quesadillas light que, contrario a muchos productos clasificados en esta categoría, éstas sí están ricas.
Ricos Tlacoyos y Quesadillas Light_ menu el universal
foto: NATALIA DE LA ROSA
05/04/2018
11:18
NATALIA DE LA ROSA
-A +A

El sueño de muchos es comer lo que nos apetezca y no subir de peso. Soñamos con entregarnos a nuestros antojos más ocultos que, en mi caso personal, vienen en forma de panes y croissants, de tacos de tripa, de frappés de té verde y de montañas de barbacoa. 

Pero la realidad es cruel y sé que ustedes también viven el sufrir que es despertarse con antojos. Por eso, hoy les quiero recomendar unas quesadillas light que, contrario a muchos productos clasificados en esta categoría, éstas sí están ricas.

Se trata del puesto de quesadillas de don Roberto Espinal,  ubicado  sobre la avenida Balderas, una zona que se caracteriza por su amplia oferta de comida callejera. Podrán encontrar a don Roberto y a su familia justo enfrente de la Iglesia Metodista que está a la altura de la avenida Independencia. Otra referencia más fina: si ven un puesto de quesadillas cuyo logo sea el osito Winnie The Pooh, tengan por seguro que están en el lugar correcto: Ricos Tlacoyos y Quesadillas Light.

Don Roberto está orgulloso de su trabajo y habla de sus quesadillas con amor, esmero y pasión. Conoce a muchos de sus clientes y sabe qué quesadilla, taco o tlacoyo nos gusta, cómo los preferimos —doraditos o suaves— e, incluso, tiene arranques de creatividad cuando los clientes estamos indecisos sobre la orden. Un día me ofreció una gordita de chicharrón coronada con frijoles refritos y guisado de costilla de res. En una tarde distinta,  don Roberto me preparó un sope con mitad costilla de res y mitad chicharrón en salsa verde y, muy contento con su creación, la bautizó como  “la picsa mexicana”. En otra ocasión, don Robert (como muchos lo conocemos) me ofreció una quesadilla mitad hongos y mitad papa con queso. Siempre hay variedad en Ricos Tlacoyos y Quesadillas Light.
 

Don Roberto y su esposa Gloria vienen del Estado de México, y la masa azul con la que preparan sus productos refleja su terruño mexiquense. Luego, lo mejor de su oferta son sus guisados especiales. Diariamente preparan un guisado de costilla de cerdo con setas y salsa roja, y un chicharrón con longaniza en salsa verde. Lo especial de este chicharrón es que lo elaboran con la parte “gordita” y carnosa de las piezas, por lo que, un taco aquí es una bella y traviesa antinomia. Y don Roberto lo sabe bien, bromea muchísimo sobre ello. “¿Quieres nada más una quesadilla?”, se le puede escuchar decir a Roberto a algún cliente renuente, “¡Mejor come dos! ¡Son quesadillas  'lights'!” (sic).

Otras recomendaciones de las quesadillas de osito: su taco de chile relleno, que es inmenso y te alcanza para tres tacos. Una más:  preparan pambazos y chilaquiles verdes, a los que también le pueden poner un poco de cecina para acompañar. Otra opción: la quesadilla de huitlacoche con requesón, una opción que sí es light.

“Ricos Tlacoyos y Quesadillas Lights”

Dirección: Av. Balderas. Justo al lado del estacionamiento #39. Busquen al Winnie The Pooh
Precios:  las quesadillas con queso o solas cuestan 17 pesos. Los tlacoyos con guisado 25 pesos.

 

—Natalia de la Rosa es editora de Menú, gastrónoma adicta a los tacos, el vino y los caldos. Comparte tus recomendaciones con el hashtag #SobreMesasMenu en redes sociales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS