Se encuentra usted aquí

No temas cocinar un pavo

Cocinar el pavo “perfecto” no es en realidad tan difícil como parece. Sigue estos tips y triunfa en estas fiestas
FOTO: iSTOCK
30/11/2017
08:30
Redacción
-A +A

Es una joya. Se trata del protagonista absoluto de cualquier cena festiva, llámese de Gracias, Navidad  o Año Nuevo. El pavo es el rey y nosotros sus fieles súbditos. 
Hornear un pavo por primera vez puede resultar intimidante. Impone. Se nos vienen a la mente diversas “cosas” que requiere preparar un pavo: el relleno, cómo se marida, si se inyecta o no, las herramientas que necesitaremos (cuchillos, pavera, jeringa, aluminio), en fin, la lista es infinita y poco falta para creer que nosotros mismos lo tendremos que destripar, cuando en realidad, no es cosa de otro mundo, solo basta con seguir  la receta y con el tiempo adquirir experiencia. Después de todo, Roma no se hizo de la noche a la mañana y nuestro pavo no se va a hornear solo.

Método infalible

Existen diversos métodos y recetas para preparar esta ave, y no solo hablamos de métodos de cocción, sino de la marinación, uno de las partes  —sino la más— importante dentro de la preparación. 
En  el artículo ¿Cómo cocinar un pavo? la autora, Molly Watson, nos recomienda salar el pavo en lugar de sumergirlo en salmuera. Explica que tres días antes del gran evento, hay que salar el pavo tanto por dentro como por fuera, pero ojo, al decir por fuera  nos referimos por debajo de la piel. Después de la salación el pavo se coloca en una charola la cual se recubre con papel aluminio y se refrigera. Watson recomienda tirar el líquido que soltó el pavo, así como retirar el aluminio un día antes del gran día para que la piel se torne crujiente. Ya llegado el momento de la verdad se recomienda sacar el pavo de refrigeración y permitir que se le quite lo frío, de otra manera, impediría su cocción firme. Después sigue la unción, es recomendable no tenerle miedo a la mantequilla y untarla con gusto pues así obtendremos un pavo suave y jugoso. Recuerda que hay que untarla tanto por debajo de la piel, como por encima. ¿No suena tan difícil verdad?  Aunque lamentamos informarte que la cocción es punto y aparte, realmente depende de diversos factores, desde el tamaño del ave, hasta la potencia de tu horno.  Un pavo de cinco kilos  se tardará fácil tres horas en el horno, de ahí, te recomendamos aumentar 15 minutos de cocción por cada 500 g extra. ¡Disfruta el viaje! 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS