Se encuentra usted aquí

Lo que nos deja el 2017 en vinos

​Sin lugar a dudas, 2017 fue un año de grandes descubrimientos
FOTO: iSTOCK
29/12/2017
15:30
CARLOS BORBOA
-A +A

Sin lugar a dudas, 2017 fue un año de grandes descubrimientos... de vinícolas y destilerías, de regiones productoras en resurgimiento, de nuevas ideas embotelladas y notables mejoras en viejas y conocidas etiquetas. Ciertamente, también fue un año de consolidación de proyectos. Para Menú, el espacio que alberga cada semana a esta Vinícola en Tinta, 2017 fue el punto de partida de la primera edición de la Guía Universal de Vinos Mexicanos, un compendio dedicado a reconocer la labor de decenas de productores vitivinícolas de todo el país. Hace algún tiempo escuché la pregunta de un colega de oficio: “¿en qué ayuda a la industria otra guía de vino mexicano?”. Si se trata de un listado en el que las bodegas pagan altas sumas de dinero por aparecer, así simplemente, la respuesta es: ¡en nada! Desde su concepción, a finales del 2016, me tocó estar muy cerca de la organización editorial de la Guía Universal de Vinos Mexicanos. La idea de Natalia de la Rosa, principal artífice del proyecto, era ofrecer una herramienta de consulta real, objetiva, incluyente y, sobre todo, gratuita. El resultado superó, a mi juicio, todas las expectativas. Déjeme contarle. Lo primero a destacar fue la participación de bodegas: voluminosas, grandes, medianas, chicas y todo aquel productor que deseara formar parte del ejercicio. Todas las etiquetas participantes se recibieron e incluyeron en el panel de cata de forma gratuita, alcanzando un total de 160 vinos procedentes de todo el territorio nacional. ¿La cata? Se realizó totalmente a ciegas, en bloques divididos por categorías: espumosos, espumosos rosados, blancos, rosados, tintos, generosos, dulces…Por último, el panel de cata, estuvo integrado por expertos de la talla de José Sandoval, Laura Santander, René Rentería y Sandra Fernández. Claramente, los resultados del ejercicio no se ostentan como máximas absolutas, de esas estilo Robert Parker, sino que buscan compartir una opinión realista y honesta de los vinos que actualmente se producen en México desde la perspectiva de un grupo de estudiosos del tema.
“¡Resultados!, ¡resultados…!”. Vamos, pues. En lo más alto del podio: Solera Blanco y Chenin Blanc 2016, de Bodegas de Santo Tomás; Sauvignon Blanc Viña Kristel 2016, de Monte Xanic; Capricornius 2015, de El Cielo; Viña Doña Dolores Semi Seco, de Finca Sala Vivé by Freixenet; Duquesa Rosado 2016, de Vino de la Reina; Uriel 2016, de Adobe Guadalupe; V Rosado 2016 y Casa Grande Gran Reserva Shiraz 2013, de Casa Madero; Cabernet Sauvignon 2015, de Finca la Carrodilla, y Mariatinto 2015. Bodegas voluminosas, grandes, medianas, chicas… Concluiré repitiéndole que las guías son eso justamente: GUÍAS. No importan precios, galardones o puntuaciones ofrecidas por afamados catadores, el mejor vino es aquel que hace vibrar SU paladar. Nos vemos en 2018.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS