Se encuentra usted aquí

Consejos para deshidratar alimentos

Deshidratar alimentos es un proceso que toma un poco de tiempo pero que garantiza todas las propiedades de los alimentos
Conservar alimentos deshidratados es una saludable opción para los ataques de hambre
29/10/2017
14:40
Jatziri Sánchez
CDMX
-A +A

La deshidratación de los alimentos se basa en eliminar toda el agua posible -como su nombre lo dice- para evitar que los microorganismos terminen con su buen estado para ser ingerido sin riesgos.

Es una forma milenaria de conservar los alimentos en la estación del año que sea y no se pierden los valores nutritivos. De acuerdo con algunos sitios de gastronomía, los productos cárnicos tienen un 60 a un 75 por ciento de agua, de un 10 a un 20 por ciento de agua en cereales, de un 90 a un 95 por ciento en hongos y de un 80 a un 90 por ciento en frutas y verduras.

Deshidratado y seco no es lo mismo: en el argot gastronómico, deshidratado se refiere a que el alimento en cuestión tiene menos del 2.5 por ciento de agua y los productos secos tienen poco más del 2.5 por ciento de agua.

Los alimentos deshidratados son una excelente opción, también, para llevar a la oficina o a la escuela y evitar caer en la trampa de productos vacíos de nutrientes.

manu.deshidratar.jpg

Frutas y verduras

Es muy importante elegir los productos que estén maduros y que no estén fibrosos, tampoco con daños en la superficie de manera que pudiera alterar su apariencia o sabor. 
Para deshidratar cualquier fruta o verdura en casa hay que encender el horno convencional a 55 grados centígrados. La fruta o verdura se corta en rebanadas o cuadritos no muy grandes y se colocan sobre una rejilla. Cada 20 o 30 minutos debrán darse vuelta para procurar que el proceso sea parejo.
La duración del deshidratado puede durar de 2 hasta 4 horas.

menu-carne_0.jpg

Carne
Para deshidratar carne las rebanadas deben ser delgadas y parejas para evitar que el deshidratado quede poco uniforme. Puede ser de res, jamón o pollo. 
Es muy importante decir que la carne de res puede deshidratarse cruda, no así la de pollo o cerdo, éstas deben precocerse con anticipación para evitar infecciones estomacales. Lo ideal es que cualquiera que sea la carne, lo ideal es que tenga la menor grasa posible para que aguante más tiempo.
Otro tip es que las rebanadas de carne sean marinadas o se les ponga algún tipo de condimento para que después de el proceso, tengan un sabor especial y delicioso.
Aquí el horno debe estar a 70 grados centígrados. No se recomienda a una temperatura menor porque las bacterias podrían propagarse y pudrir la carne. 
Poner las rebanadas de carne sobre una cacerola o rejilla para recoger todo el jugo que salga de ella. 
Cocínalo y dale vueltas según se vaya viendo el avance. Este proceso dura entre una y 3 horas, dependiendo del grueso de los cortes.
Para su resguardo, lo ideal es conservar la carne deshidratada en bolsas de plástico selladas al vacío. En caso de que no se cuente con esto, también funcionan frascos de vidrio con taparrosca, lo cual, puede guardarlos por dos semanas, aproximadamente.

menu-fin.jpg

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios