Conoce más sobre las calaveritas de azúcar

Descubre el origen de esta receta tradicional de Día de Muertos
Foto: iStock
01/11/2017
21:06
Redacción
-A +A

Uno de los dulces más representativos de la tradición del Día de Muertos en nuestro país es la clásica calaverita.

Las calaveritas no pueden faltar en la mesa, ni en altar de muertos, pero alguna vez se han preguntado ¿cuál es su origen? Desde la época prehispánica se honraba a la muerte mediante la figura de la calavera y el altar. Con la llegada de los españoles y la combinación de culturas, surgió una nueva tradición, es así que durante el siglo XVII los conventos comenzaron con la elaboración de calaveritas de azúcar.

La investigadora Teresa Castelló Yturbide en su libro “Sabores de Antaño” explica que las monjas del convento San Felipe de Jesús —ubicado en Metepec, Toluca— son las precursoras en la elaboración de esta deliciosa receta.

Las monjas contaban con grandes moldes de barro para la realización de este particular dulce. Las figuras son de azúcar pulverizada y se decoradas con betún. También se le coloca el nombre del difunto justo en la frente de la calaverita.

Artículo

#RECETA galletas para Halloween

Aunque en nuestro país no se celebre el Halloween, eso no impide que disfrutemos de ciertas ventajas deliciosas, como estas ricas galletas
#RECETA galletas para Halloween#RECETA galletas para Halloween

Si bien su preparación clásica no es sencilla, ya que los artesanos mexicanos las crean a mano, gracias a moldes y recipientes, hacer calaveritas caseras se convirtió en una misión más fácil para nosotros. Sorprende a tus invitados con esta sencilla receta.

Ingredientes

2 tazas de azúcar glass
1 cucharada de miel de maíz clara
1 clara de huevo
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
1/3 de taza de maicena
colorante artificial de diferentes

Preparación

1. Cierne el azúcar glass en un recipiente, luego agrega la clara, la miel y la vainilla. Amasa la mezcla resultante hasta formar una bola.
2. Espolvorea maicena en una superficie (como si fuera harina).
3. Estira la mezcla con un rodillo hasta que quede lisa. Con la ayuda de un molde de plástico en forma de calavera, forra con la masa y haz las calaveritas.
4. Espera a que enfríe la mezcla y corta separa en dos la cara de la calavera y pégalas con un poco de azúcar glass y clara de huevo.
5. Con el colorante píntale ojitos boca o ponle el nombre que quieras en la frente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS