Se encuentra usted aquí

¿Cerveza o vino?

Alguna vez te preguntaste ¿cuál es mejor? Aquí te contamos
Foto: iStock
26/10/2017
10:52
Fernanda Alvarado
-A +A

Tanto la cerveza como el vino aportan calorías vacías, es decir, esas que no nutren y se convierten fácilmente en grasa, además de que consumir este tipo de bebidas en exceso, puede repercutir negativamente en la salud. Hay muchos mitos en torno a las bebidas alcohólicas, sobre todo con el vino y la cerveza, pues se tiene la errónea idea de que son las que más “engordan”. 

Anatomía de la cerveza

¿Sabías que hasta el 90% de la cerveza es agua? La cerveza se compone de:

  • Agua. La cantidad de sales y minerales determina el estilo de la cerveza. 
  • Granos. La cebada y el trigo son los cereales más utilizados.
  • Lúpulo. Se trata de una planta silvestre que proporciona ciertas características que dan a la cerveza su aroma y amargor tan característico. Además, cuenta con propiedades antisépticas que impiden el desarrollo de microorganismos nocivos.
  • Levadura. Son microorganismos que se añaden durante el proceso de fermentación y transforman los azúcares en alcohol y anhídrido carbónico. 

anatomia_cerveza.jpg

¿Y qué hay de su valor nutrimental? 

El lúpulo, la levadura, y los granos en la cerveza aportan hidratos de carbono, así como una pequeña cantidad de complejo B, fósforo y potasio. Pero ojo porque beberla en exceso resulta contraproducente y puede provocar deficiencias nutrimentales. 
En cuanto a las calorías, no son tantas como creen. Una cerveza (356 ml) aporta 153 calorías y 7.5 g de HC.

valor_nutrimental_cerveza.jpg

¿Qué hay de la panza chelera? 

Ningún alimento por si solo te hace crecer partes específicas del cuerpo. El exceso de calorías en la dieta, ya sea que provengan de frutas, verduras, frituras o cerveza te hará ganar peso. Lo que sí, el frecuente y excesivo consumo de bebidas alcohólicas promueve la acumulación de grasa abdominal, además de que el alcohol abre el apetito, desinhibe e incita a comer de más, y generalmente alimentos ricos en calorías.

panza_chelera.jpg

Anatomía del vino tinto

¿Sabías que aproximadamente el 66 por ciento de la recolección mundial de uva se dedica a la producción vinícola?
El vino tinto se hace por trituración y fermentación de uvas de color oscuro. Si bien su producción -al igual que la cerveza- es mediante la fermentación de azúcares (uvas en el vino y cereales en la cerveza), el vino es el resultado de otros factores ambientales como: clima, latitud, altitud, horas de luz, temperatura, entre otros. Su contenido de alcohol generalmente oscila entre 12 y 15 por ciento.

anatomia_vino.jpg

¿Y qué hay de su valor nutrimental? 

Las uvas son ricas en antioxidantes, estos incluyen resveratrol, catequina, epicatequina y proantocianidinas. Estas substancias, especialmente el resveratrol y las proantocianidinas, son las responsables de los beneficios a la salud del vino tinto. Actúan como agentes antioxidantes y antiinflamatorios, aunque en exceso (más de dos copas por día) el riesgo resulta mayor que el beneficio. Puede favorecer las condiciones que desencadenan enfermedades cardiovasculares, aumentar el riesgo de daño hepático y a la larga, enfermar de cirrosis. 
En cuanto a las calorías, una copa de 200 ml de aporta  170 calorías y 5 g de hidratos de carbono. 

valor_nutrimental_vino.jpg
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS