Se encuentra usted aquí

Azúcar o sustituto, ¿qué es mejor?

La pregunta del millón para los amantes de lo dulce.
Foto: iStock
25/09/2017
10:40
Redacción
-A +A

Prácticamente a todos nos gusta el sabor dulce de los alimentos. Desde niños nos acostumbran a probar lo dulce, ya que produce una sensación agradable al paladar. La leche materna es el primer alimento que probamos y contiene azúcar.

Lamentablemente el consumo de azúcar se opone a nuestra dieta y a la buena salud. Para sustituir el azúcar se crearon los endulzantes—también llamados sustitutos o edulcorantes— que asemejan el sabor dulce y regulan los efectos negativos que produce el azúcar, pero ¿qué tan cierto es esto?

El azúcar es un producto natural que brinda grandes dosis de energía, pero ¡aguas! también de calorías. Su único aporte nutricional son los hidratos de carbono (que posteriormente se transforman en la energía).

El problema viene al metabolizar el azúcar, ya que se necesita de grandes cantidades de vitamina B1 y si consumimos más de lo que necesitamos, puede desencadenar enfermedades graves como hipertensión o diabetes.

azucar_y_endulzante.jpg

Por su parte, los sustitutos están diseñados para los que no pueden consumir azúcar, Los endulzantes apenas tienen aporte calórico, su composición es química y contienen diversas sustancias, por lo que no se ha comprobado al 100% su seguridad para el consumo.
El sustituto más famoso es la sucralosa, 600 veces más dulce que el azúcar, estable al calor (se puede utilizar en productos horneados). Es considerado el único sustituto hecho con azúcar y cero calorías.

Estudios del Instituto Weizmann de Rehovot en Israel demostraron los efectos negativos de los endulzantes artificiales. Estos provocaron que roedores desarrollaran intolerancia a la glucosa, ocasionando diabetes y obesidad. Algo que también puede ocurrir en los humanos.

El veredicto es…
Si bien la opinión científica está dividida, lo mejor es controlar el consumo de azúcar o sus sustitutos, recuerda “menos es mejor”. Tratar de consumir los alimentos de manera natural, con su sabor original, acostumbrar a nuestro paladar y eliminar poco a poco el sabor dulce.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS