Arranca el Festival Gourmet en las playas de México

Platicamos con el chef Thierry Blouet sobre la edición 23 del Festival
Cortesía: Rubén Hernández
09/11/2017
13:02
Rubén Hernández
-A +A

"Pienso que lo más atractivo de la edición 2017 del Festival Gourmet Internacional Puerto Vallarta-Riviera Nayarit-Tepic es precisamente el hecho de que no hay un tema específico y la propuesta en esta ocasión se abre a una diversidad de opciones, sabores y tendencias, como ocurre actualmente en el panorama culinario internacional. La gente ha insistido mucho en preguntarme cuál es el tema del festival y solo puedo responderles que no tenemos uno, sino 27 temas, que van de la cocina francesa a la mexicana, pasando por la japonesa, la libanesa o la vegana. El tema es precisamente la pluralidad que reflejan los 27 hoteles y restaurantes que son parte de esta edición que inicia este 10 de noviembre y concluye el 19 de este mismo mes", expresa el chef Thierry Blouet, quien junto con los chefs Heinz Reize y Roland Menetrey ha dado por más de dos décadas rumbo y identidad a esta fiesta gastronómica catalogada entre las más importantes del país.

Noviembre no es un mes de buena ocupación en Puerta Vallarta, agrega Blouet. No al menos en la primera quincena, la gente empieza, o empezaba, a llegar ya en la parte final, ya con el comienzo de la temporada alta. Cuando iniciamos el festival tuvimos precisamente la intención de desarrollar una actividad importante en un periodo de baja afluencia vacacional. Hoy sin embargo nos da mucho gusto ver que la gente ha adelantado su visita a Puerto Vallarta con motivo del evento. Tenemos una clientela muy leal, buena parte de gente de Estados Unidos, que le gusta venir incluso a la fiesta de inauguración.

festival_gourmet_pv.jpg

"Sin duda una de los grandes atractivos del Festival es la gran diversidad de eventos que hay a lo largo de 10 días y que resultan muy amenos a los visitantes, como las cenas temáticas, las mesas de los chefs, las catas y las clases de cocina; así como eventos especiales como el brunch en el campo de polo, que da otra dimensión a la convivencia y el placer culinario. Los visitantes tienen un motivo adicional para visitar el destino, ya que además de los espléndidos menús que pueden disfrutar en los hoteles y restaurantes, tienen la motivación adicional de una carta especial con la propuesta del chef invitado.

"Todo es cuestión que la gente elija el tema o los temas que les guste. Además es un evento donde no solo vienes a probar, ya que la gente que le gusta cocinar puede expresar y perfeccionar sus habilidades en los distintos talleres y coking classes que tenemos", añade el chef corporativo del Grupo Café des Artistes.

La cocina ante todo

No es un festival de un fin de semana, ni una convención, ni un congreso dirigido a estudiantes, explica Blouet: es un festival gastronómico en toda la extensión de la palabra con la participación de 30 chefs invitados provenientes de Estados Unidos, Canadá y México. Otro aspecto importante es la diversidad de origen y perfil de los cocineros participantes. No estamos hablando únicamente de chefs consagrados o únicamente de estrellas Michelin. Hay un amplio rango de edades, tendencias y conceptos culinarios, aunque todos ellos son expresión de lo mejor que se está realizando actualmente a nivel mundial.

23_edicion_fest_g.jpg

En la edición 2017 participan cocineros como Gerardo Vázquez Lugo, Gerardo Rivera, Francis Drillien, Fernanda Covarrubias, Darren Walsh, Víctor Padua, Víctor Hugo Aguilar, Till Engler, Stefan Glantschnig, Daniel Thür, Roberto Sierra, Óscar Portal Huguet, Óscar Gabriel González Castañeda, Óscar Casimiro Segundo, Olga Cabrera, Nico Mejía y Massimo Fongaro, entre otros.

Un festival sustentable

Constancia ante todo, dice Thierry Blouet, ha sido la clave para la permanencia y evolución del Festival Gourmet Internacional. "Hay eventos que solo se realizan un año, otros que llevan cierta continuidad y luego se posponen y tiempo después vuelven a aparecer. En nuestro caso nos hemos preocupado por ser constantes y evolucionar acorde con la realidad y las expectativas planteadas. De hecho tampoco se trata de crecer desproporcionadamente. Ahora, por ejemplo, creo que hemos llegado al punto en que no necesitamos ni viene al caso ser más grandes.

"La otra circunstancia que nos ha permitido seguir adelante es el hecho de no depender del apoyo del gobierno, ni de un patrocinador en particular. Es muy complicado cuando este tipo de eventos dependen del gobierno, porque cuando sale el funcionario en turno que dio el respaldo se acaba el empuje que marcó el inicio del proyecto; lo mismo ocurre cuando solo un patrocinador está detrás de ese festival. También ha sido muy benéfico que cada restaurante y cada hotel sea responsable de cubrir los gastos de sus chefs invitados, de los insumos y todo lo que conlleva la participación dentro del evento. Somos una organización sustentable en el sentido de que no dependemos de nada, ni de nadie para que en esencia el festival se lleve a cabo. Cada hotel y restaurante asume sus responsabilidades y tiene la oportunidad de realizar las actividades y eventos que le sean posibles con respecto a su organización", precisa.

fest_gourmet_pv.jpg

Estas estrategias básicas, refiere el chef, han sido fundamentales para mantenerse a través de los años como uno de los principales festivales gastronómicos de México y, en la medida de lo posible, ser un referente de este tipo de eventos en nuestro país.

"Hemos hecho una amplia promoción a través de los medios que tenemos a nuestro alcance, como folletos, ventas on line y nuestra página web festivalgourmet.com. Hay que entender que desde luego no somos profesionales en términos de comunicación y publicidad, por lo que es evidente que hay más que hacer todavía en ese aspecto. La petición sin duda es que México es que haga suyo este encuentro y a través de más vías se le de más promoción, en la medida que es un evento que beneficia a todos.

"Una experiencia que hemos aprendido a través del tiempo es que un festival de esta naturaleza no tiene un impacto de solo unos días. La afluencia tanto de público como de cocineros de otras latitudes pone siempre alerta a toda la industria restaurantera y hotelera sobre lo que se hace en otros destinos. Además el hecho de que los cocineros visitantes nos involucren con técnicas e ingredientes que no estamos acostumbrados a usar en nuestras cocinas también es un detonante en la actividad de los proveedores, ante la necesidad de brindarnos nuevos productos e implementos. En ese sentido, un festival siempre es un beneficio para la región y muchos de sus actores en el sector restaurantero", advierte Thierry Blouet.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS