aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Lanzan enmiendas contra “dreamers”

Republicanos buscan cortar apoyo a estudiantes indocumentados en EU
Lanzan enmiendas contra “dreamers”

OBRA. Personas asisten a la exposición “Saliendo de las sombras”, que muestra el arte que recoge la experiencia de inmigrantes indocumentados en Atlanta. (Foto: JOHN AMIS AP )

Viernes 07 de junio de 2013 J. Jaime Hernández / Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

WASHINGTON.— En medio de un intenso forcejeo en el Congreso estadounidense, líderes republicanos en la Cámara Baja y en el Senado se emplearon ayer a fondo para organizar la siembra de enmiendas envenenadas para obstaculizar el debate de la reforma migratoria que avanza desde ambas cámaras y cuyas discusiones arrancarán el lunes en el Senado.

En una embestida protagonizada por el republicano por Nueva York, Steve King, la mayoría de la Cámara Baja votó ayer a favor de una enmienda para terminar con la Política de Acción Diferida (DACA por sus siglas en inglés) dispuesta por el presidente Barack Obama en junio del 2012 para poner fin a la deportación de cientos de miles de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años.

Aunque la enmienda presentada ayer por King difícilmente se convertirá en ley, líderes de distintas organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes dijeron que su único objetivo es “emponzoñar el ambiente de las negociaciones en la Cámara Baja y descarrilar la iniciativa que avanza desde el Senado”, consideró Juan José Gutiérrez, de la organización Vamos Unidos USA.

La enmienda de King presentó, y fue aprobada por 224 votos a favor y 201 en contra, propone el recorte de los fondos asignados dentro del proyecto de presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el 2014 con el fin de desahuciar la Política de Acción Diferida ordenada por el presidente Obama.

No obstante que la iniciativa presupuestaria del DHS para el 2014 ya fue aprobada por la mayoría republicana, falta saber si acaso ésta superará la amenaza de veto anunciada por el presidente Obama en caso de que no sea producto del consenso entre la Cámara de Representantes y el Senado, donde difícilmente las enmiendas como las introducidas por King se mantendrían en pie.

Precisamente, nada más ser informado Obama de la aprobación de esta enmienda, desde la Casa Blanca se emitió un pronunciamiento oficial para lamentar una medida que propone a los agentes de la ley “tratar a jóvenes dreamers como si fueran unos violentos criminales”.

“Esto está mal. Esta enmienda... es contraria a los valores y principios de nuestro país... no refleja a quiénes somos y no llegará a ser ley”, advirtió la Casa Blanca.

Un mensaje

A pesar de su remota posibilidad de éxito, la enmienda presentada por King fue considerada como un poderoso mensaje del sector más conservador en la Cámara Baja.

“Esto demuestra que hay un grupo de republicanos que sólo buscan agitar a la base más conservadora para movilizarse políticamente y frenar lo que ya avanza desde el Senado y buscar a toda costa descarrilar las negociaciones en la Cámara de Representantes”, consideró Gutiérrez.

A la enmienda propuesta y aprobada ayer desde la Cámara de Representantes se sumará la próxima semana otra que el senador por Texas, John Cornyn ya ha anticipado para endurecer las condiciones de la seguridad fronteriza con México. La enmienda de Cornyn intenta elevar el listón de la seguridad al 100% de eficacia en la contención del tráfico ilegal y condicionar su estricto cumplimiento al proceso de legalización de más de 11 millones de personas.

La iniciativa de ley actual aprobada por los 18 miembros del Comité Judicial del Senado, contempla un cumplimiento del 90% en los baremos que permiten medir la eficacia de la seguridad fronteriza con México.

A sólo unos días del debate que arrancará la próxima semana en el Senado, líderes de organizaciones como la Coalición en Defensa de los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) de Los Ángeles consideraron como “innecesarias” las enmiendas que senadores como Cornyn pretenden introducir en forma de “píldoras envenenadas”.

“La comunidad inmigrante se mantiene firme y le pide al grupo de ocho senadores demócratas y republicanos que defiendan con vigor la integridad de la iniciativa aprobada (en el Comité Judicial) que ya contempla criterios y medidas para garantizar medidas de seguridad en la frontera, antes de que millones de inmigrantes puedan aspirar a la ciudadanía”, consideró Angélica Salas de CHIRLA.

En opinión de Salas, de prosperar la enmienda que presentará Cornyn, “estaremos condenados a crear un segmento de ciudadanos de segunda clase”. La valoración de Salas está en relación directa con la casi imposible misión de garantizar un 100% de seguridad en la franja fronteriza con México antes de proseguir con un proceso de legalización que sacaría de las sombras a millones.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD