aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Beppe Grillo, estrella de la antipolítica italiana

El cómico y activista es el fundador del MS5, un movimiento al que analistas auguran un fuerte crecimiento electoral
Beppe Grillo, estrella de la antipolítica italiana

POPULAR. Beppe Grillo está considerado como uno de los mejores actores satíricos que hay en Italia. (Foto: REUTERS )

Viernes 28 de septiembre de 2012 Jorge Gutiérrez Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

ROMA.— Máximo exponente de la antipolítica, populista, demagogo y bufón, son sólo algunos de los epítetos con los que la clase política italiana define a Giuseppe Piero Grillo, mejor conocido como Beppe Grillo.

Este cómico, actor, activista, político y bloguero es el fundador del exitoso Movimiento 5 estrellas (M5S), que a sólo tres años de su nacimiento —agosto del 2009— ha logrado constituirse en la tercera fuerza política del país, sin recurrir a apoyos económicos estatales y sin publicidad en tv. Internet y las plazas, donde su líder y sus seguidores dan a conocer sus ideas, son sus instrumentos de difusión.

Tal ha sido el éxito de este movimiento que en las próximas elecciones, según las últimas encuestas, podría obtener entre 15 y 20% de votos si continúan los escándalos en la política. “Los esperamos en el Parlamento”, ha dicho Grillo a los líderes de los partidos, la “casta”, los llama, anunciando que con el M5S en el recinto legislativo todo será diferente.

Carismático, polémico y sobre todo irreverente (le decía “el psicoenano” al ex jefe de gobierno Silvio Berlusconi en su campaña para destituirlo), Grillo es sin duda un fenómeno en la anquilosada, corrupta e ineficiente política italiana, que para Grillo es más peligrosa que el crimen organizado.

“La mafia no estrangula a sus clientes, se limita a exigirles ‘il pizzo’ (la mordida), mientras que la política sí estrangula a sus víctimas, a los ciudadanos italianos”, afirmó Grillo recientemente ganándose agudas críticas no sólo de la clase política sino, sobre todo, de los familiares de las víctimas de la mafia, que lo han conminado a callarse porque de este fenómeno “no sabe absolutamente nada”.

Cancelar las ayudas económicas a la política, impedir el ingreso al Parlamento a personas sentenciadas o sujetas a procesos penales y hacer salir a Italia del euro, son algunas de las propuestas del M5S, porque “si no nos cuestionamos nosotros mismos, si no tenemos el valor de arriesgar algo, este país no cambiará jamás”, grita continuamente Grillo en las plazas y sobre todo en su súpervisitado blog.

En este último, a través Paolo Becchi, profesor de filosofía del derecho en Génova, el líder del M5S explica la naturaleza de su organización: “Los movimientos no tienen ideología sino un blanco, un objetivo. Es por ello que el M5S no puede, por definición, crear alianzas y también por ello, independientemente del resultado de las elecciones del 2013, no se propondrá como una fuerza de oposición o de mayoría. Esta no es su naturaleza ni tampoco su meta”.

Massimo Cacciari, filósofo, ex alcalde de Venecia y una de las mentes más refinadas de la política italiana, ve con simpatía el ingreso al Parlamento de los exponente de este movimiento. Dice que harán bien porque son personas razonables que están aprendiendo a administrar, pero “no creo que quieran integrarse a un futuro gobierno, porque su función será controlar y limpiar el Parlamento”.

Pese a tener una visión diametralmente opuesta, el politólogo Michele Prospero dijo a EL UNIVERSAL que Grillo es “un fenómeno que refleja la gran decadencia italiana, la metáfora de un país a la deriva, por su devastante descarrilamiento ético-político”, que ahora, “después de la tragedia, debe vérselas con un cómico que impide el nacimiento de una nueva clase dirigente”.

Prospero dice que el M5S tiene una doble historia. Una que concluye con su reciente victoria en la ciudad de Parma, cuando era integrado por jóvenes resentidos que a través de Internet expresaban su descontento, desilusión y una crítica contra una política que los ha abandonado y destinado a la desocupación.

La segunda, según el politólogo, inicia después de Parma con un Grillo que se convierte en un fenómeno gracias a los medios de comunicación.

“Es una leyenda que gana por su interacción en la red con la gente, por el apoyo indirecto que le han ofrecido los medios ya que, exceptuando a Berlusconi, él es el personaje del que más se ocupan las televisiones”.

El profesor Prospero también sostiene que existen fuerzas políticas, económicas y mediáticas que pugnan por la antipolítica de Grillo, que bloquea la reconstrucción de los partidos y fomenta, indirectamente, una parálisis que confirma la necesidad de los técnicos que gobiernan Italia.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD