aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Acciones para salvar al planeta

Millones de personas en todo el mundo participan en actividades que van desde el sembrado de árboles hasta la limpieza de parques públicos, playas y ríos
Miércoles 22 de abril de 2009 J. Jaime Hernández Corresponsal | El Universal
Comenta la Nota

 

WASHINGTON.— Será una poderosa llamada de atención a la conciencia ecológica de todos los terrícolas. Lo que hace casi 40 años empezó como una celebración marginal y alternativa, ha terminado por convertirse en una fiesta secular global (se calcula que participarán unos mil millones de personas en todo el planeta) y en un movimiento que pretende alejarnos del suicidio colectivo y salvar al planeta Tierra de nuestra irresponsable voracidad.

Desde los múltiples cuarteles generales de la Earthdaynetwork en EU, Asia, Latinoamérica y Europa —la red que coordina los actos y trabajos desde distintos puntos del planeta—, las actividades programadas para este miércoles incluyen el sembrado de árboles a cargo de los alumnos de dos escuelas en Hermosillo, Sonora, así como en la localidad de Sunshan, en China.

Lo mismo que una marcha de niños desde la localidad de Gaya, en India, para demandar la supresión de las bolsas de plástico en tiendas y supermercados y la creación de comandos de limpieza que se encargarán de eliminar basura en los parques, playas y ríos del primer y el tercer mundo.

“El calentamiento global nos involucra a todos. A jóvenes y viejos, a niños y adultos, a hombres y mujeres de toda condición social, creencia religiosa, nacionalidad y ocupación”, aseguró Lisa Swann, una de las responsables de organizar el intenso calendario de actividades que ha planeado Earthdaynetwork desde esta capital.

El presidente boliviano, Evo Morales, viajó ayer a Nueva York para pedir hoy a la ONU que cada 22 de abril se declare como “Día Internacional de la Madre Tierra” .

Hoy, decenas de miles de ciudadanos en todo el mundo serán espoleados por las más de 17 mil organizaciones que coordinarán sus acciones a través de más de 174 países para apelar a la conciencia de la clase trabajadora e invitarles a dejar en el estacionamiento sus automóviles y optar por el servicio de transporte público o por otros medios alternos, como la bicicleta. O para invitarlos a desconectar, al menos durante un minuto, los aparatos eléctricos en distintas naciones del planeta.

Todo con el fin de salvar a los desaprensivos habitantes de la Tierra de su propia locura predadora y destructiva, en una era en la que las culturas más adelantadas y cosmopolitas han necesitado de casi medio siglo para que su conciencia ecológica alcanzara su madurez y diera sus primeros pasos desde aquel lejano 22 de abril de 1970, cuando surgió en EU de la mano de Gaylord Nelson, ex legislador demócrata y antiguo gobernador de Wisconsin, a quien todo el mundo considera hoy como el padre del movimiento ecologista.

A diferencia de otros años, el día de la Tierra tendrá en EU un significado distinto. Tras la histórica decisión de la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA) de reconocer que los gases de efecto invernadero contaminan y son un peligroso enemigo para la salud pública, el gobierno ha decidido colocarse a la cabeza de un movimiento ecologista que apuesta por la creación de una economía verde con trabajos y energías renovables.

A favor de esta agenda, no sólo la administración del presidente Obama, sino un conjunto de pruebas y conclusiones que han presentado algunos de los principales colaboradores de su administración para advertir contra el riesgo de un cataclismo medioambiental que ya han anticipado huracanes de gran poder destructivo o contra el aumento en los niveles de los océanos que amenazan con sumergir a islas enteras bajo los océanos:

“Supongamos por un momento que los seres humanos nos ponemos de acuerdo para cortar de tajo las emisiones de carbono o gases contaminantes. Aun así, el aumento de la temperatura será de un grado en promedio”, aseguró Steven Chu, premio Nobel de física en 2007 y actual secretario de Energía de la administración Obama.

“De otro lado, si no reducimos los gases contaminantes, el calentamiento global nos llevará a una situación que será catastrófica y frente a la cual difícilmente podremos adaptarnos”, sentenció Chu para poner énfasis en la celebración de una jornada que servirá de poderoso recordatorio en favor de la defensa medioambiental en todo el planeta y de nuestra propia supervivencia como especie.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD