aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El espía que impactó a México

Philip B. Agee 1935-2008
Jueves 10 de enero de 2008 Redacción | El Universal

El ex agente de la CIA Philip B. Agee, quien causó revuelo en 1975 al señalar en un libro que los presidentes mexicanos Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez fueron “cercanos colaboradores” de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, murió el lunes en La Habana, informaron ayer medios de prensa cubanos.

Agee trabajó para la CIA durante 11 años y medio, con asignaciones en Ecuador, Uruguay y México. Renunció a la agencia en 1968 por motivos de conciencia.

En su libro Inside the Company: CIA Diary (Dentro de la Compañía. Diario de la CIA), el ex agente identificó a Díaz Ordaz como Litempo-8 y a Echeverría como Litempo-14, en su calidad de informantes de la CIA.

Documentos de la agencia de espionaje desclasificados tres décadas después precisaron que Díaz Ordaz era Litempo-2 y Echeverría Litempo-8.

El código Litempo era compuesto por el prefijo Li, que identificaba operaciones de la CIA en México y Tempo, que identificaba al programa de relación entre la CIA y “altos funcionarios selectos” de México, según consignó el entonces corresponsal de este diario en Washington, José Carreño, el 19 de octubre de 2006.

Al anunciar la muerte de Agee en La Habana, a la edad de 72 años, los medios de prensa cubanos destacaron que desde que publicó su libro, el ex agente “se consagró a denunciar las actividades terroristas, desestabilizadoras y subversivas del gobierno de Estados Unidos contra gobiernos y personas progresistas y revolucionarias de América Latina y el Caribe”.

Descrito por medios cubanos como “un leal amigo de Cuba y ferviente defensor de la lucha de los pueblos por un mundo mejor”, Agee había establecido en La Habana el sitio de internet Cubalinda, para facilitar a ciudadanos estadounidenses visitar la isla y burlar el bloqueo impuesto por Washington.

La viuda de Agee, la bailarina alemana Giselle Roberge, dijo a la agencia AP que Philip había sido hospitalizado en La Habana el 16 de diciembre por una perforación de úlceras de las que fue operado.

En una entrevista con el diario español El País Agee explicó en 1978 “que entrar en la CIA no era una cosa muy rara en los años 50 para un joven universitario como yo. Todo fue producto del maccarthismo, de la guerra fría y de la educación tradicional”. Rechazó una primera oferta de ingreso a los 21 años, pero después —dijo— “me pareció mucho más interesante y entré a la agencia a mediados de 1957”.

“Luego, a través de mi trabajo a lo largo de varios años, cambió mi apreciación sobre lo que era y significaba la CIA hasta llegar a rechazar lo que eran sus bases”.

El cuerpo de Agee fue cremado el martes, reportó la radio cubana. Está prevista una ceremonia en su memoria el próximo domingo. Además de su viuda, le sobreviven dos hijos de un matrimonio previo.



 

PUBLICIDAD