aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Efectivos de México llegan hoy a Texas

Es el primer contingente extranjero que pisa suelo estadounidese para ayudar
Jueves 08 de septiembre de 2005 El Universal

Nuevo León (Notimex).- Rostros somnolientos, cuerpos fatigados luego de 41 horas de viaje pero con el ánimo en alto y de buen humor, los 194 efectivos del Ejército Mexicano que hoy entrarán a territorio de Estados Unidos para labores de auxilio, llegaron anoche al Puente Internacional Colombia, Nuevo León.

A unos metros de territorio estadounidense montaron casas de campaña para pernoctar y hoy a las 08:00 horas preten- den cruzar la frontera. La mayoría no tienen visa, pero recibirán un reconocimiento por el esfuer- zo que realizarán. Se trata del primer contingente de fuerzas regulares de un ejército extranjero que pisará territorio de Estados Unidos en su historia, así como el primer grupo de militares mexicanos que entre en ese país del norte.

En lugar de armas los efectivos del Ejército transportan 162.27 toneladas de víveres, agua y medicinas, así como equipo de rescate, tres cocinas móviles, cada una capaz de alimentar a siete mil personas al día, y equipo para purificar agua potable.

Es el grupo de elite de efectivos del Ejército Mexicano adiestrados en salvamento que ayudará a los damnificados de Nueva Orleáns tras el embate del huracán categoría cinco que hace días azotó esa ciudad del estado de Luisiana.

Al frente, el general brigadier Francisco Ortiz Valadez, informó a la prensa que el grupo entrará hoy, jueves, a las 08:00 horas a territorio de Estados Unidos, pero a pie, para iniciar los trámites de migración y a las 10:00 horas lo hará el equipo móvil, integrado por 45 vehículos de variadas características.

Su objetivo es llegar al fuerte Kely, en San Antonio, Texas, donde recibirán instrucciones para iniciar la ayuda a los damnificados del huracán.

Pero toda la historia y circunstancias que envuelven a este contingente militar, entre ellos tres mujeres, quizás las más esquivas del país que incluso se negaron a proporcionar sus nombres, no tiene relevancia para cada uno de los elementos, sino ayudar al prójimo que está en desgracia.

Parcos con la prensa, sólo tuvieron una respuesta, "todas las opiniones serán proporcionadas por el general, nosotros solo vamos a ayudar".

Al llegar al Puente Internacional Colombia, el peso de las 41 horas de viaje en apenas unos banquitos en los camiones, hizo sus estragos, con unos estirándose, otros trotando para aflojar las piernas, y unos más sólo buscando el lugar donde dormirán esta noche.

Poco antes, a las 18:30 horas, el grupo llegó al municipio de Nuevo Laredo, no a la ciudad, porque fue desviado, arribó a una gasolinera a unos 20 kilómetros del centro, donde las unidades cargaron combustible, operación realizada en unas tres horas.



PUBLICIDAD