Se encuentra usted aquí

12/09/2017
17:06
Redacción Autopistas

Audi Aicon concept, el auto del futuro

La marca de los cuatro aros presenta un autónomo del futuro, aunque no lo creas, sin volante ni pedales

Estudio de diseño, demostración de tecnología, concepto de movilidad: el Audi Aicon aprovecha de forma consistente cada posibilidad ofrecida por un lujoso sedán autónomo del futuro.

El cuatro puertas 2+2 se adelanta a su tiempo para ilustrar el estilo exterior e interior de las próximas décadas. Como anticipo tecnológico, acumula de forma visionaria innovaciones en los campos de la mecánica, tren de rodaje, digitalización y respeto al medio ambiente.

La propulsión y el conjunto del vehículo han sido adaptados óptimamente a un nuevo mundo de movilidad. Un sistema eléctrico altamente eficiente posibilita el dinamismo del Audi Aicon.

Cuatro motores eléctricos en total se sitúan en la zona de los ejes delantero y trasero. Las unidades de almacenamiento de energía van integradas debajo del suelo de la cabina. Son baterías de carcasa sólida con mucha más capacidad energética que las baterías de iones de litio.

Los cuatro motores producen un total de 260 kW (354 hp) y 550 Nm. Cada uno mueve una rueda, posibilitando una tracción integral quattro variable, con control electrónico. La aceleración máxima no se ha tenido tan en cuenta en las especificaciones como la máxima eficiencia energética y, consecuentemente, la autonomía entre recargas.

Esta estrategia operativa también influye en el conjunto propulsor y los frenos eléctricos, que aplican recuperación para reciclar energía. La construcción ligera multimaterial y la aerodinámica optimizada también contribuyen a lograr autonomías de entre 700 y 800 kilómetros con una carga de las baterías.

También la recarga se ha reducido a un mínimo. Gracias a un sistema de alto voltaje con 800 voltios, el conjunto de baterías del Aicon puede cargarse al 80 por ciento de su capacidad en menos de 30 minutos. El auto equipa también un sistema de carga inductiva, sin cables. Y aplica uno u otro sistema de carga sin intervención de un conductor.

En una Audi AI Zone, puede acceder por sí mismo a una estación de recarga y recargar sus baterías sin ayuda humana.

El Audi Aicon es un vehículo apto para todo uso y bien preparado para su tarea primordial: ofrecer el máximo confort, tecnologías de comunicación y libertad a sus ocupantes durante un largo viaje.

Y como concepto de movilidad, el Audi Aicon brinda un atisbo al mundo del mañana, en el cual las ventajas de un transporte individual de puerta a puerta se combinan con el lujoso ambiente de un interior propio de avión de primera clase. Un habitáculo sin volante ni pedales, que puede ofrecer así todo el confort de las modernas comunicaciones electrónicas y una perfecta ergonomía.

El Audi Aicon concept autónomo prescinde de toda limitación. Su exterior llama la atención e insinúa el espacioso confort dedicado a los pasajeros, así como unas aspiraciones tecnológicas superiores.

El Audi Aicon supone un primer acercamiento al concepto del automóvil de prestigio del mañana. El Audi Aicon tiene un tamaño imponente (longitud de 5.444 mm y anchura de 2.100 mm) y una altura de 1.506 m lo sitúan en el nivel máximo del automóvil, el segmento D. La distancia entre ejes es de 3.470 mm, 240 más que la versión con carrocería larga del nuevo Audi A8.

Los prominentes pasos de rueda subrayan el ADN quattro de Audi, y a la vez crean un puente visual con las últimas propuestas de los diseñadores de Audi. Las gigantescas ruedas de 26 pulgadas van situadas lo más hacia fuera posible, realzando la impresionante presencia del auto.

En cuanto a la tecnología LED, el Audi Icon cuenta con superficies visuales enteramente digitales compuestas por cientos de píxeles triangulares. Son recreaciones tridimensionales del símbolo Audi AI.

Los futuros vehículos aumentarán su radio de comunicación con el entorno. El Audi Aicon utiliza módulos de proyección para iluminar la carretera y el entorno en alta resolución y proyecta señales al pavimento. Esto le permite comunicar avisos e información del vehículo a personas próximas sin que exista una línea directa de visión respecto al auto.

A simple vista, se podrá notar que en el Audi Aicon faltan todos los mandos e instrumentos habituales. Volante, pedales, grupos de botones e indicadores. En su lugar, sólo amplias superficies ininterrumpidas. En lugar de un tablero de instrumentación, frente a ellos se coloca una generosa plataforma que hace las veces de estante, con el display central bajo el parabrisas.

El interior se activa en cuanto los pasajeros entran. Líneas iluminadas de LEDs forman coloridos contrastes en la zona de las puertas. El display frontal se ilumina con un mensaje de bienvenida. PIA, el empático asistente electrónico del vehículo, reconoce al pasajero por su teléfono móvil y activa todos sus reglajes personales.

Hay ajustes personalizados para el aire acondicionado, la posición del asiento, el color de la iluminación ambiental y la configuración del sistema de infotainment. El navegador aguarda la entrada de un destino, y todos los canales de comunicación accesibles están dispuestos para su uso, conectados a través del estándar más rápido disponible.

Los interfaces de control con posición variable en el envolvente panel de la puerta son nuevos. Dependiendo de la posición de los asientos, que pueden desplazarse hasta 50 cm, los elementos de pulsación y visualización con posicionamiento ergonómicamente acorde van dispuestos en el panel digitalizado.

La mano encuentra instintivamente los paneles de mando al tacto. La gama de servicios ofrecidos por la moderna electrónica de comunicación está disponible en el Audi Aicon en todo momento. Los viajeros pueden relajarse, ver una película o navegar en Internet. Otra opción es la videoconferencia, así como la interacción a través de las redes sociales.

El Audi Aicon abre un nuevo mundo de movilidad a sus ocupantes. Libres de la tarea de conducir, pueden decidir cómo emplear su tiempo dentro del auto. Trabajar, comunicarse o sólo relajarse, incluso dormir. Cualquier cosa es posible mientras el auto encuentra su camino de forma autónoma y segura.

El Audi Aicon concept revela que es un auto de otro mundo, un automóvil del futuro. La tecnología aplicada en este vehículo ha sido diseñada sistemáticamente para ese mundo.

También entraña una infraestructura de transporte en la que los vehículos de conducción autónoma se dan por supuestos. Eso supone también que el tráfico será menos ajetreado y fluirá más suavemente en el futuro de lo que hoy nos imaginamos. Incluso con límites de velocidad moderados, las distancias largas podrán cubrirse a una velocidad constante de unos 130 km/h.

Combina las posibilidades de conducción autónoma en entorno urbano o en autopista con una autonomía sin precedentes para un auto de propulsión eléctrica. Al Aicon le seguirán otros modelos Audi polivalentes, cada uno con su propia identidad, asegurando que la gama de vehículos de la marca de los cuatro aros seguirá siendo tan diversa como fascinante.

Comentarios

Leave blank for all. Otherwise, the first selected term will be the default instead of "Any".