aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Remedios mágicos, negocio que hechiza

Aunque es un trabajo titánico, hay que perder el miedo a innovar
Remedios mágicos, negocio que hechiza

CRECIMIENTO. María Guadalupe Gómez Sánchez, dueña de la microempresa Remedios Mágicos, obtuvo el galardón Pyme, que otorga la Secretaría de Economía como mejor empresa incubadora en 2010. (Foto: DAVID JARAMILLOEL UNIVERSAL )

Martes 21 de junio de 2011 El Universal
Comenta la Nota

José Manuel Arteaga

jose.arteaga@eluniversal.com.mx

Es un negocio que apapacha el alma y en donde las leyendas divertidas de los productos ponen el sabor a un artículo jocosamente mexicano.

“Remedios Mágicos” es una pequeña empresa de capital nacional que surgió en plena crisis del “catarrito”, a finales de 2008.

Ahora ya encontró un mercado de distribución en el Distrito Federal, en cafeterías y galerías culturales y entre el público extranjero.

“Lo que vendemos y ofrecemos es el apapacho para el alma”, expone María Guadalupe Gómez Sánchez, la empresaria dueña de Remedios Mágicos.

En la empresa de “los legítimos y originales dulces del poder” se combina la buena vibra, la risa, el colorido del tradicional mercado de Sonora y una identidad 100% mexicana.

“Legítimos chochos desapendejadores”, “contra monstruos y pesadillas”, “yo domino a mi hombre”, “aflojatodo” y “protección contra los arrimones” son algunos de los productos que han surgido de la picardía de Gómez Sánchez y sus colaboradores:

Productos mexicanos para el mundo, porque en la idea de la empresaria, surgida de la Universidad Autónoma Metropolitana, se encuentran dos aspectos: franquicias y exportación.

El crecimiento del negocio en donde la mejor publicidad ha sido el ir “de boca en boca” permitirá que próximamente puedan existir franquicias rentables de Remedios Mágicos por todo el país.

“Hay que llevar las risas a otro lado”, asegura la joven empresaria mexicana.

Agrega que muchas compañías exportadoras se acercaron a ella para ofrecer sus productos en el extranjero.

La pequeña empresa que tiene el apoyo de la familia, inició con dos trabajadores y ahora ya cuenta con siete empleados que son parientes.

“Es un trabajo titánico, el primer consejo es perder el miedo...tu tienes que tomar las decisiones, porque todo depende de ti”, enfatiza la empresaria.

Diseñadora, Gómez Sánchez dice que es muy importante la capacitación para que los negocios puedan crecer.

La empresaria realizó cursos de capacitación en Proempleo, donde aprendió sobre costos, distribución y contactos para hacer negocios.

“En México nos enseñan a hacer bien el trabajo, pero no nos enseñan a generar trabajo. No hay cultura del emprendedor”, comenta.

En el 2010, la firma Remedios Mágicos obtuvo el galardón Pyme que otorga la Secretaría de Economía como mejor empresa incubada.

“Es importante para un pequeño empresario continuar su capacitación y ésta no termina, ya que aprendes a marchas forzadas, pero con el tiempo aprendes costos, distribución y corridas financieras”, dice.

Remedios Mágicos surgió el 18 de diciembre de 2008, después de 10 meses de trabajo que traía atrás.

“Cuando surge la crisis, todo mundo me recomienda que no me meta con gastos fijos, que lo haga por internet, pero esto es un concepto nuevo de negocio y la gente debe entender lo que es Remedios Mágicos, es sabor con buen humor”, agrega la emprendedora.

Hoy, en el espacio ubicado en la Condesa recibe sugerencias de los visitantes, quienes en un pizarrón colocan leyendas para nuevos productos.

Los productos de Remedios Mágicos se han convertido en los nuevos souvenir que han sido comprados por extranjeros, los cuales son una parte importante de las ventas.

El negocio que utiliza insumos mexicanos y está cargado de magia y buena vibra es un nuevo nicho de mercado pco explotado en el país.

Reconoce que lo más complicado fue aprender a tomar decisiones sola.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD