aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mipymes en México


Mipymes en México

. (Foto: )

Miércoles 26 de enero de 2011 Discovery Americas | El Universal
Comenta la Nota

info@atlas-americas.com

Las micro, pequeña y mediana empresas (mipymes) son de vital importancia para México. Con base en el Censo Económico 2009 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ese año había en nuestro país 3.7 millones de unidades económicas catalogadas como mipymes, las cuales dieron empleo a 13.5 millones de personas y tuvieron una producción bruta agregada de 3 mil 293 millones de pesos; esto representa 99% de las unidades económicas del país, 67% del personal ocupado y 30% de la producción bruta total nacional.

Las mipymes concentran su actividad en los tres principales sectores de la economía mexicana, esto es, el comercio, servicios e industrias manufactureras. De acuerdo con el Censo Económico, estos tres sectores detentan el 98% de las unidades económicas catalogadas como mipymes, 93% de su personal ocupado y 83% de su producción bruta.

Existen grandes diferencias de productividad entre cada sector, lo que provoca que algunos sean relevantes en cuanto a su contribución a la producción bruta de las mipymes, a pesar de que tienen una baja representatividad en términos de unidades económicas y personal ocupado.

Tal es el caso, por ejemplo, de los sectores de Construcción y Minería, cuya producción bruta representa 7.4% y 3.2%, respectivamente, del total producido por las mipymes a pesar de que estos sectores emplean a relativamente pocas personas con respecto al total de estas unidades (3.4% y 0.3%, respectivamente).

Sin embargo, más importante que los diferenciales de productividad entre sectores, es observable la evolución de la productividad en las mipymes y las grandes empresas. En particular, mientras que en 1999 la producción bruta por persona ocupada en las grandes empresas era 139% mayor que la de las mipymes, para 2009 la productividad de las grandes empresas era 375% mayor que éstas. De hecho, mientras que en 1999 las mipymes gozaban de tasas de productividad mayores que las grandes empresas en sectores como Agricultura y Construcción, para 2009 las mipymes alcanzaron índices de productividad inferiores a los de las grandes empresas en todas las actividades económicas.

Esta baja en la productividad de las mipymes explica que a pesar de que el número de unidades económicas y el personal ocupado se ha mantenido relativamente constante entre 1999 y 2009, su participación en la producción bruta ha disminuido de forma notable, transitando de 45% a 30% en este periodo. Las grandes firmas han incrementado su producción bruta a una tasa promedio de crecimiento anual (TPCA) de 14% nominal, la cual es muy superior a la TPCA de 7% nominal registrada por las mipymes.

Uno de los factores que explican la baja productividad laboral en este tipo de empresas es la escasez del capital. Mientras que las grandes compañías tienen acceso relativamente sencillo y barato a fuentes de capital, para las mipymes es frecuentemente costoso y complicado obtener financiamiento.

Lo anterior constituye una importante limitación para las pequeñas unidades de negocio para tener acceso a capital de trabajo, nuevas tecnologías y bienes de capital que contribuirían notablemente a incrementar su productividad.

Los fondos de capital de riesgo pueden ser una alternativa atractiva para las mipymes, los cuales pueden aportar su capital humano, financiero y estratégico, ya sea para afrontar exitosamente los retos de participar en mercados competidos con jugadores de gran tamaño, o bien para integrarse de manera más eficiente en las cadenas de valor.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD