aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La propiedad industrial, en riesgo por las redes sociales

La web 2.0 da a los usuarios la posibilidad de subir y compartir contenido, cada uno elige las imágenes y comentarios que comparte, no obstante, el subir una fotografía donde se aprecia una marca de refresco o utilizar un logo puede ser motivo de una demanda
La propiedad industrial, en riesgo por las redes sociales

APERTURA. Los servicios de Clarke, Modet & Cº también están dirigidos a las pymes. (Foto: ROBERTO ARMOCIDA EL UNIVERSAL )

Viernes 10 de septiembre de 2010 Ariadna Cruz | El Universal
Comenta la Nota

cartera@eluniversal.com.mx

La web 2.0 da a los usuarios la posibilidad de subir y compartir contenido, cada uno elige las imágenes y comentarios que comparte, no obstante, el subir una fotografía donde se aprecia una marca de refresco o utilizar un logo puede ser motivo de una demanda.

Hasta ahora cuando los grandes consorcios detectan un mal uso de su nombre o imagen en una red social ha bastado con pedir al proveedor que baje ese contenido, así lo explicó Fabián González, director general de Clarke, Modet & Cº, firma especializada en propiedad industrial e intelectual: “Ya estamos trabajando con compañías que nos piden, por ejemplo, hablar a Facebook para que quiten determinado contenido, pero esa empresa no tiene la responsabilidad de hacerlo porque no lo subieron ellos, sin embargo, a las 48 horas quitan esa información porque les decimos que la marca de nuestro cliente está siendo usada sin pagar derechos”.

 

El directivo explica que han detectado dos formas de usar ese tipo de contenido, sólo por diversión, o bien para hacer publicidad digital, en muchos casos negativa o desleal: “La gente que hemos tenido en esos casos son principalmente jóvenes porque cuando suben información y fotos se da por entendido que permito que ingresen a ella, sin embargo, se están dando casos en donde la gente llega a subir imágenes donde están comercializando una marca, por ejemplo, con una foto en un bar donde se ve la marca del refresco”.

 

fuera de las redes sociales la situación no cambia, diversas páginas de internet pueden acarrear problemas a los desarrolladores por utilizar elementos registrados; para evitarlo la firma jurídica promueve su servicio “gestión de contenidos”, que se encarga de supervisar que una página web no transgreda derechos ajenos así como a proteger las ideas originales.

 

“Nosotros nos hacemos cargo de que cualquier empresa que utiliza internet para montar sus ideas, productos o servicios, esté debidamente protegida en su propiedad intelectual y aunque suena sencillo es muy interesante porque en la gran mayoría de las páginas hay invasiones porque no falta un desarrollador que monta un gráfico y usa un diseño que está protegido por el que tiene que pagar regalías”.

 

González afirma que es imperante migrar los derechos reservados del papel a la parte digital aunque acepta que es una tarea complicada pues todavía hay desconocimiento sobre propiedad industrial e intelectual y más en el caso de internet.

 

¿Desde cuándo promueven el servicio de gestión de contenidos en la red?

Es un producto que nació en Europa, en España donde está nuestra empresa madre, allá se lanzó y tiene mucho éxito y ahora lo estamos lanzando en otros países para supervisar que no se está invadiendo a un tercero cuando una empresa está construyendo o relanzando su página web, vemos derechos de autor, marcas y diseños industriales para que luego nadie pueda decir que tiene que pagar regalías o enfrentar una demanda porque usan una imagen, texto o slogan protegido. Pero también está la otra parte que es el proteger la información que tienes, porque muchas páginas tienen por ejemplo artículos o gráficas que les pertenecen y si no están debidamente protegidos la empresa no tiene argumentos para reclamar o se hace más difícil el camino legal y es importante porque gran parte de las páginas web son internacionales, no conocen fronteras.

 

¿Cómo darán a conocer este servicio en México?

Dentro de nuestros servicios tenemos la difusión, nos acercamos con universidades y estamos en constante comunicación para sensibilizar a todo el público, por ejemplo, por medio de las cámaras empresariales, porque es muy doloroso ver que una empresa que está empezando reciba una demanda por mal uso o por estar infringiendo derechos de un tercero, porque aunque lo hagan de buena fe no sólo es quitarlo, sino que como utilizaron la imagen durante determinado tiempo tienen que pagar por eso.

 

¿Considera que aquí hay conciencia sobre la propiedad intelectual?

La propiedad industrial e intelectual es una actividad antigua que cubre patentes, marcas, derechos de autor, pero en México, como en muchos otros países, estamos aún ávidos de una cultura de propiedad intelectual a todo nivel, no es por escolaridad, es falta de sensibilización.

 

¿Cómo puede ayudar Clarke, Modet & Cº a disminuir ese desconocimiento que existe?

Somos líderes en propiedad intelectual, en asesoría y consultoría en habla hispana y portuguesa, y llega a nosotros gente que jamás ha escuchado hablar del tema y lo asesoramos desde los principios básicos o también gente que ya sabe de qué se trata y le llevamos la gestión o incluso asesoramos en casos de litigio.

 

En términos generales, ¿cuál es el proceso a seguir para conseguir el registro?

La propiedad industrial e intelectual se rige por títulos, es como el acta de nacimiento de la marca, del libro, del invento, sin la cual difícilmente podemos explotarlo y aprovecharlo. Para conseguir el título existe una oficina a nivel nacional que es la que los emite; en el caso de México, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorga los derechos por una marca, que no tiene caducidad, pero en el caso de la patente ésta sólo vive unos 20 años y luego pasa a dominio público porque no se puede renovar. Lo que nosotros hacemos es simplificar el camino porque puedes llegar al IMPI a solicitar el registro, sin embargo, la razón de existir de la firma es que tenemos la experiencia para lograr el título, de otra manera suele ser más largo y difícil, y en el caso de una patente, si llegas a tener por ejemplo algún error de redacción, se rompe la novedad y se niega y ya no tienes una segunda oportunidad.

 

¿Este proceso es accesible a las pequeñas y medianas empresas?

Sí, por supuesto, dentro de las pláticas y seminarios que he dado he dicho que no sólo está a precios accesibles, sino que el tener un trámite bien hecho desde un inicio es una inversión porque te puede ahorrar gastos innecesarios para acabar defendiendo tus ideas y puedes perder todo porque el título da valor al negocio.

 

¿En México el sector pyme se acerca a hacer este trámite?

Hay una porción de pymes que están conscientes de la importancia, pero también hay las que tienen poco conocimiento, aunque, por muy pequeña que sea la empresa, desde el director general y todos los empleados tienen que estar conscientes de que su propiedad industrial e intelectual tiene un valor.

 

Además de una demanda, ¿de qué otra forma puede afectarles el no dar relevancia a la propiedad intelectual?

Algunas empresas, por ejemplo en el área tecnológica, trabajan en algún nuevo producto o lanzamiento y dos meses después, cuando lo presentan a todo el equipo, descubren que no pueden usarlo porque no le dieron importancia a proteger sus ideas y no les sirvió de nada ahorrarse el registro porque al final pierden más por el tiempo que se invirtió, el dinero, los sueldos que pudieron ahorrarse de tener una vigilancia y nosotros podemos ayudarnos incluso antes de que empiecen a trabajar.

 

¿En qué consiste ese servicio?

Nuestros productos buscan dar tranquilidad a nuestros clientes y nos hemos dado a la tarea de ofrecer herramientas para que las empresas no caigan en una serie de errores y derroches y logren mayor rentabilidad, por ello tenemos lo que llamamos Inteligencia tecnológica, que es una especie de estudio de mercado con muchas ramificaciones y detalles para saber en dónde se encuentra el producto, el invento o cualquier tecnología y desarrollo que una empresa esté interesada en explotar. Tenemos un equipo de cerca de 300 técnicos que se dedican a filtrar información y buscan en diversos países todo lo que haya al respecto, incluso estudios universitarios como tesis, luego se monta todo en una base de datos que es analizada para entregar un estudio explicando en qué fase está el desarrollo, si ya hay alguien que lo tenga registrado, si te interesa que te pongamos en contacto con el inventor por ejemplo para saber cómo puedes mejorar tu propia producción de acuerdo con lo que se hace en otros lugares, al final es para que tengas un beneficio en gastos y tiempo, para que no trabajes el doble.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD