aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Moody’s modifica su modelo de calificación


Martes 25 de septiembre de 2007 Por Saskia Scholtes en Nueva York | El Universal

La agencia calificadora Moody’s modificará la forma en que clasifica los productos de deuda complejos respaldados por bonos de hipotecas de alto riesgo estadounidenses, a fin de reflejar las crecientes pérdidas en ese atribulado mercado.

Los cambios se presentan en los momentos que las principales agencias calificadoras han sido criticadas por otorgar altas calificaciones a las securitizaciones de hipotecas altamente complejas, en medio de indicios de que los estándares de crédito se habían relajado y de que la valuación de las viviendas disminuia.

Las llamadas obligaciones de deuda colateralizadas han sufrido caídas drásticas en su valor de mercado y han sido degradadas varios escalones por debajo de su clasificación inicial, al tiempo que los retrasos en los pagos y las moratorias sobre las hipotecas que sirvieron de base para su emisión han excedido las expectativas iniciales de las agencias.

Moody’s ha respondido volviendo su modelo de calificación más conservador para reflejar estas mayores pérdidas. Asimismo, la agencia calificadora ha ensanchado su definición de hipotecas de alto riesgo, o subprime, a fin de incluir hipotecas menos riesgosas que antes eran clasificadas como de riesgo medio, o midprime, lo que significa que estos créditos serán objeto de expectativas de pérdidas más altas que anteriormente.

Los cambios son los más recientes en una cadena de actualizaciones a los modelos de calificación de las obligaciones de deuda colateralizadas (CDO, por sus siglas en inglés) realizados por Moody’s y sus competidores Standard & Poor’s y Fitch, al tiempo que las pérdidas en las hipotecas subprime han seguido acelerándose para los empréstitos originados entre 2005 y 2006.

Moody’s señaló que el patrón de deterioro es evidente en los tres principales mercados de hipotecas —subprime, Alt-A y prime—, aunque los retrasos en los pagos y las suspensiones de pagos son considerablemente menores en las ligeramente menos riesgosas hipotecas Alt-A que en las subprime, e incluso en las de poco riesgo, o prime.

La agencia indicó que el retraso de pagos y las tasas de moratoria también han sido progresivamente más altas para las securitizaciones originadas en trimestres consecutivos. Señaló que ello era “indicio de que las pérdidas en las securitizaciones más recientes probablemente seguirán creciendo en el corto plazo en comparación con securitizaciones anteriores”.



PUBLICIDAD