aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Política de austeridad permitirá incrementar el gasto social

Con los ahorros Felipe Calderón tendrá margen para cumplir sus promesas de campaña: analistas; el presupuesto que tendrá disponible la administración en 2007 sumaría poco más de 2 billones de pesos
Lunes 04 de diciembre de 2006 José Manuel Arteaga y Marco Durán | El Universal

Los recursos que se liberarán con el decreto de austeridad que firmó ayer el presidente Felipe Calderón deberán destinarse en parte para apoyar las necesidades sociales que tiene el país e impulsar los compromisos que hizo durante su campaña a la Presidencia, comentaron analistas económicos consultados.

Gabriel Pérez del Peral, responsable del área económica de la Universidad Panamericana, mencionó que año con año el presupuesto tiene menos margen de maniobra para reasignar recursos y atender los rezagos que tiene el país, por lo que se requieren obtener más fuentes de recursos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, el presupuesto que tendrá disponible la administración en 2007 sumaría poco más de 2 billones de pesos, de los cuales 90% se destinará a compromisos ya adquiridos por el gobierno federal, los cuales no pueden ser recortados de manera unilateral.

Además, el pago de sueldos y servicios personales es la carga más pesada, porque se destina más de 40% del presupuesto, mientras que aproximadamente otro 30% se utiliza para cubrir las pensiones y subsidios.

Otros especialistas consultados que prefirieron no ser citados, comentaron que existen diversos programas sociales que se pueden atender con los recursos que se liberen del decreto de austeridad que anunció ayer el presidente Calderón.

Hay un problema de atención a sectores de la población que están prácticamente desprotegidos como son los adultos mayores y estos recursos podrían apoyar mediante la creación de empleos, promover acuerdos con las empresas para impulsar beneficios fiscales a quienes contraten a los adultos mayores o a jóvenes que estén desempleados, afirmaron los consultados.

Asimismo, Gabriel Pérez estimó que con estos ahorros Felipe Calderón podrá reasignar recursos sin tener que esperar a la negociación del Presupuesto del próximo año en el Congreso para impulsar sus promesas de campaña, que consisten básicamente en promover el empleo, combatir la pobreza, mayor subsidio a la energía eléctrica, la absorción de los impuestos al IMSS en el primer año de trabajo, y el apoyo a los adultos mayores, entre otros. Estos compromisos sumarían cerca de 130 mil millones de pesos, que equivale a tres veces el gasto del sector salud, cuatro veces el presupuesto asignado este año para el programa Oportunidades y a 14 veces el dinero para financiar el esquema de Seguro Popular.

Los consultados coincidieron en que para hacer esta reasignación será necesario tomar los recursos que se generen del decreto de austeridad. "El esfuerzo es positivo, aunque todavía se requieren más ingresos, por la estrechez del presupuesto", dijeron.

Infraestructura un rubro pendiente

Roberto Galván, presidente de la firma de análisis Vanguardia Investment, mencionó que no se debe perder de vista el tema de la infraestructura y buscar la forma de que algunos recursos se canalicen a los sectores que permitan un crecimiento estable para el país.

"Lo más seguro es que los recursos se destinen a gasto social atendiendo a las promesas de campaña", mencionó.

Destacó que ante el escenario de una baja en los precios del petróleo, se pretendería tener un margen de maniobra para no hacer recortes presupuestales más adelante.

"Hay temas pendientes en materia de infraestructura como la creación de un aeropuerto alterno, mejorar la infraestructura carretera, así como el sector de las telecomunicaciones, que es indispensable para el país y no se debe perder de vista ante las necesidades sociales", dijo.

No obstante, mencionó que esta reducción es pequeña frente a las necesidades de México. "Es una medida de corte populista que él (Calderón) criticó a Andrés Manuel López Obrador, quien también lo propuso".

Recordó que existen grandes compromisos como es el pago de los proyectos Pidiregas y que año con año aumentan al no tener otra alternativa de financiamiento.

Durante la administración del expresidente Vicente Fox, el margen de maniobra que tuvo el gobierno para reasignar recursos se redujo progresivamente, al pasar de 18.6% al principio del sexenio, a 9.5% en 2006, debido a que cada año se incrementaron los diversos compromisos financieros del gobierno y al mismo tiempo crecieron los subsidios.



PUBLICIDAD