aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




"Negocios" con Pemex

Experto sugiere dotar de mayor transparencia a las operaciones y asociaciones de la paraestatal
Jueves 30 de mayo de 2013 Luis Carriles | El Universal
Comenta la Nota

luis.carriles@eluniversal.com.mx 

Hacer negocios en la industria petrolera obliga a las empresas nacionales e internacionales a vincularse a Petróleos Mexicanos (Pemex), ya sea para ofrecer servicios de jardinería o vender lápices u ofrecer tecnología de punta o incluso una asociación en alguna área de interés del sector: exploración y producción, refinación, petroquímica.

Sin embargo deben de aplicarse criterios de transparencia en las licitaciones o en los procesos que se realizan dentro de la empresa, la legalidad debe permitir que se tenga un camino claro de cómo va caminando cada parte del proceso, dice Javier Jiménez Alcaraz, experto en temas de transparencia en el sector energético.

No es para menos, el uso de los testigos sociales es tan importante como parte de un proceso de licitación como el que se tenga una huella a seguir en cada parte, la tentación es fuerte de parte de las empresas para aprovechar las ventajas pero se necesita entender que hay varias perspectivas de un mismo asunto: el beneficio de la empresa contra el precio más barato.

El especialista explica que en muchas ocasiones se debe entender que no todas las compras que hace Pemex son iguales, de hecho en más de un sentido son adquisiciones diferentes y se requieren cambios para hacerlas más eficientes.

En el caso de las alianzas el tema es similar sobre todo los criterios no son los más claros y la oscuridad alrededor de los mismos genera corrupción, explica.

“La corrupción dentro de la paraestatal, es sin lugar a dudas, el más grande problema que enfrenta, además de la falta de inversiones en infraestructura. El robo de combustibles y el tráfico de corrupción representan una grave pérdida de muchos millones de pesos al año”, explica.

Otros problemas son los relacionados con, por ejemplo, la actual estructura de operación de Pemex o los nexos de negocios porque si bien en muchas ocasiones estos acuerdos son en general beneficiosos para la compañía, en otros casos simplemente son una carga.

“Las modificaciones a la organización estructural de Pemex propició la creación de subsidiarias que compiten entre sí en lugar de funcionar como una estructura organizada para crear una actividad petrolera competitiva y con controles internos. Mexicana de Lubricantes es una verdadera muestra de corrupción”, señala.

El 5 de marzo la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados pidió que el director de Pemex, Emilio Lozoya, presentara un informe de las acciones legales dentro de Mexicana de Lubricantes por el presunto perjuicio en contra de Pemex.

Fue una propuesta de Ricardo Monreal y Ricardo Mejía, coordinador y vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, y se hizo un exhorto. Hasta ahora Lozoya no ha asistido ni explicado las acciones del Consejo de Administración de Pemex o de su Órgano Interno de Control. 

Otros negocios de Pemex sobre los que no se tienen control son los de PMI porque son empresas que están fuera del país aunque sus oficinas están en la Torre de Pemex en la Ciudad de México.

A pesar de esta medida, el 6 de mayo pasado el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos anunció que PMI Comercio Internacional, SA de CV, deberá entregar los seis contratos que tiene su celebrados entre su filial PMI Norteamérica con la surcoreana Shipbuilding Co. LTD, para la construcción de buques tanque ordenada en 2011.

Pemex sólo respondió que en efecto hay seis contratos de 2011 para buques tanque, entre su filial PMI Norteamérica y la empresa coreana Shipbuilding Co.

PMI Nasa tiene acuerdos como cartas de intención con las empresas españolas Navantía e Hijos de J. Barreras y el IFAI determinó que no se puede aducir que hay reserva para no entregar los contratos en su versión íntegra.

Erik Legorreta, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo, señala que no todos los negocios que hace Pemex son malos pero la evolución que se piensa hacer con la reforma implica incluir a las empresas mexicanas.



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD