aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




EL TLCAN 19 años después. Un balance para México


EL TLCAN 19 años después. Un balance para México

. (Foto: )

Viernes 03 de mayo de 2013 Juan Roberto Reyes* | El Universal
Comenta la Nota

cartera@eluniversal.com.mx 

El 1 de enero de 1994 entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Como proyecto económico, ha tenido el objetivo de formar una zona de libre comercio entre México, EU y Canadá, por lo cual ha llevado a consolidar una integración industrial y productiva muy poderosa a nivel mundial. Como bloque, —de acuerdo con la OMC— se efectúan en este espacio cerca de 15% de las operaciones de intercambio en el orbe.

Ahora bien, para impulsar la formación de este megamercado, que actualmente llega a estar cerca de los 450 millones de personas, fue necesario establecer distintos objetivos, reglas y políticas. En ellas, se contempló eliminar los obstáculos al comercio, promover las condiciones de competencia leal y justa, así como proteger los derechos de propiedad intelectual, entre otras disposiciones. En virtud de ello se diseñaron mecanismos de acceso a mercados, reglas de origen y procedimientos aduaneros, normas para el sector industrial y disposiciones técnicas. También se incluyeron aplicaciones para el sector agropecuario, medidas sanitarias y fitosanitarias, además de especificaciones enfocadas a las inversiones. Por tal motivo, fue necesario integrar una estructura institucional para administrar conjuntamente el tratado, creándose grupos de trabajo y comisiones especializadas para el libre comercio, coordinación gubernamental, un secretariado e instancias en materia laboral y ambiental. También se incorporaron mecanismos para operar la solución de controversias.

Por otra parte, considerando el proceso de apertura entre los tres países, se definieron en lo general los plazos de desgravación, en tres etapas. En este sentido, en los procedimientos a favor de nuestros productores, se acordó que a partir del 1 de enero de 1994 quedaran libres de aranceles 79.9% de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos. En 1999 se eliminó 12.5% adicional y en 2004 se hizo un 6.3% más.

En lo que se refiere a Canadá, la desgravación en favor de los exportadores mexicanos se hizo en el orden del 78.3% en 1994. Posteriormente en 1999 se ajustó un 8.5% adicional. En 2004 se efectuó otra reducción del 13.2% y finalmente en 2008 se hizo por el 1.9%.

En términos generales, el TLCAN ha permitido incrementar de manera potencial las exportaciones entre los tres países, donde México se ha favorecido con la venta de productos y las compras internacionales. Efectuando un balance y de acuerdo con datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos, México registró en marzo de 2012 ventas de 25 mil 94 millones de dólares en el sector de transporte y maquinaria con Estados Unidos; el monto representa el 55% del total de lo exportado, es decir, 13 mil 775.9 millones de dólares, cifra récord en este mercado.

Nuestro país se mantuvo como el tercer proveedor de mercancías a Estados Unidos, con una participación de 12.7% en el total de sus importaciones. México también reforzó en 2011 su posición como segundo socio comercial agrícola de la unión americana pues casi el 80% de las exportaciones del sector van al vecino del norte. En síntesis, aunque existen grandes contrastes, áreas de oportunidad y rezagos entre los sectores productivos de nuestro país, se ha experimentado una gran transformación productiva y comercial. De ser —en los albores de 1994— una nación con una estructura económica en proceso de diversificación y con una incidencia de comercialización internacional relativamente pequeña, se ha pasado a ser con este acuerdo —además de otras medidas de política económica e industrial— el país con la economía número 14 a nivel mundial, así como el décimo exportador más importante del planeta (particularmente por las operaciones intrafirma de distintas empresas del ramo automotriz, manufacturero, aeroespacial, electrodomésticos y aéreo, entre otras).

Después de 19 años, se ha tejido una estructura productiva y comercial cada vez más diversificada e integrada en los circuitos globales. Sin embargo, el TLCAN ha tenido situaciones de controversia, ya que, desde su entrada en vigor, nuestro país ha enfrentado algunas disputas con EU por vetos temporales en alimentos, pero viendo hacia el futuro, el acuerdo seguirá siendo uno de los principales soportes de desarrollo y crecimiento del comercio exterior de México, así como el eje de una mayor integración regional.

* Académico de la Universidad del Valle de México, campus Querétaro



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD