aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Dragon Mart vive último aliento

Miguel Ángel Pallares Gómez| El Universal
Lunes 21 de abril de 2014
El centro de exhibiciones en Cancún está en el limbo luego de que una ONG ganará un amparo contra la manifestación de impacto ambiental

miguel.pallares@eluniversal.com.mx  

PROYECTO EN EL CARIBE
Gráfico

A casi 6 meses de iniciar labores de construcción, el centro de exhibiciones Dragon Mart Cancún mantiene un 5% de avance en sus obras, ha firmado con 14 de 700 empresas para la renta de locales y la organización ambientalista Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) ganó un amparo que podría derivar en la clausura del proyecto.

“El proyecto sigue, estamos trabajando en hacer comercialización, publicidad, en mejorar la comunicación hacia el público en México y el sector privado, pero realmente estamos en plena construcción. Del total del proyecto vamos apenas empezando con un 5% y la verdad si traemos un retraso de diciembre y enero, por las lluvias”, reconoció Juan Carlos López, director general de la empresa Real Estate Dragon Mart Cancún.

En octubre de 2013, el directivo aseguró que habían pactado cerca de 100 contratos con empresas para rentar un espacio dentro del centro de negocios, pero a pesar de que actualmente han firmado con el 2% del total de la meta de exhibidores niega que exista rechazo hacia el proyecto o haya riesgo de detenerlo.

“Hay opiniones favorables y desfavorables, vamos a tener la firma de contratos en China después de una visita que tengo planeada para finales de abril. De las empresas mexicanas tenemos la aspiración y estamos buscando que sean entre 115 y 120 compañías”, agregó el directivo en entrevista.

Los cambios en la estructura y fechas de apertura del Dragon Mart Cancún han sido ajustados por diferentes motivos que van desde la entrega de la licencia de construcción, denuncias y problemas climatológicos. En un principio el proyecto abriría sus puertas para noviembre de 2012 y la última fecha proyecta el arranque para julio de 2015.

Clausura cercana

Para Alejandra Serrano, director regional de la oficina de sureste de Cemda, el proyecto de orientación asiática podría ser clausurado en los próximos dos meses, luego de que la organización ganó un amparo contra la manifestación de impacto ambiental (MIA) otorgada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“El proyecto todavía tiene muchas carencias en el tema legal y ambiental, por lo que es inminente que la Profepa clausure las obras por la falta de la MIA. El amparo se ganó frente a la Profepa, pero hasta ahora no se ha atendido y lo que hemos visto por las obras es que la empresa no trae el empuje del principio”, dijo la abogada.

En la resolución del Juzgado Séptimo de Distrito de Quintana Roo, firmado el 14 de enero de 2014, se ordenó la inspección del proyecto Dragon Mart por parte de las autoridades y resolver de inmediato el expediente; sin embargo, hasta la fecha ni la empresa ni Cemda ha recibido ninguna comunicación al respecto.

“Todavía no sabemos qué suceda, ya que el amparo no es contra nosotros, es contra Profepa. Ya nos volvieron a inspeccionar”, confirmó Juan Carlos López.

Guadalupe Velázquez, miembro de Voces Unidas de Puerto Morelos, consideró que Dragon Mart “está cojeando”, sin embargo, reconoció que después de integrar un comité técnico para evaluar el proyecto, no se han realizado más acciones relacionadas con el centro de negocios.

“El comité se acabó el 18 de marzo de 2013 y la empresa actuó con dolo al demandar porque hubo afirmativa ficta. La manera en que fue autorizado estuvo en contra de los procedimientos de la ley, de los reglamentos y esa imposición les está costando demasiado caro”, señaló la activista.

En febrero de 2014, Dragon Mart solicitó la licencia de construcción al municipio de Benito Juárez, pero las autoridades no respondieron en los 45 días previsto por la ley, por lo que la empresa promovió un amparo que resultó a su favor al determinarse que hubo afirmativa ficta, es decir, se cumplió el plazo sin negarse la licencia y fue contada como una autorización.

Tulio Arroyo, fundador de la organización ambientalista Ombligo Verde, uno de los principales opositores de Dragon Mart, explicó que existe en la población la percepción de que la empresa no ha actuado de manera correcta para desarrollar el proyecto, lo cual podría ser una de las causas de los retrasos en las firmas con empresas.

“Las empresas prefieren pensarlo, no tiene defensores abiertos y nadie sale a decir que está a favor del Dragon Mart, eso es contagioso a las empresas que quisieran están por ahí, porque saben que puede tener un costo firmar con el centro”, añadió Arroyo.

Para Félix González Canto, senador por Quintana Roo y quien firmó un convenio a la empresa como gobernador de la entidad en 2011 y que se deslindó del desarrollo del proyecto, aseguró que cuando le presentaron la propuesta de centro de negocios era diferente, además de ser atractiva por la inversión de capital contemplada.

“Los subsidios, descuentos, apoyos y el mismo convenio señalaba como marco de referencia la Ley de Desarrollo Económico de Quintana Roo, dicha ley marca tiempos para que los inversionistas tengan acceso a los subsidios y por diferentes razones ellos no cumplieron, por eso el convenio quedó desechado”, comentó el priísta.

Cuando González Canto recibió la propuesta de Dragon Mart para la construcción del centro de exhibiciones contemplaba un cambio en el atractivo turístico de la zona, para convertirlo en un espacio destinado al turismo de negocios. A partir de ese momento, surgieron rumores de la llegada de 5 mil familias chinas y ensamblajes de productos en el predio, los cuales fueron desmentidos por los promotores.

Dudan del proyecto

Empresarios agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Caribe todavía tienen inquietudes sobre el Dragon Mart, pero la postura oficial del organismo es que cualquier proyecto extranjero o nacional debe de cumplir con las normas vigentes para poder desarrollarse en el país.

“Hay asociados que manifiestan inquietudes, aunque también hay otros que ven un incremento en el número de turistas, hay sectores que están a favor y a otros no les gusta la idea. No hay mucha información del proyecto, en general ha estado en constante cambio desde su presentación y siempre dicen cosas diferentes”, comentó Rafael Lang, presidente del CCE del Caribe.

Actualmente, Dragon Mart Cancún prevé una inversión de 180 millones de dólares para la construcción de locales parte de sus 557 hectáreas. El proyecto tiene tres inversionistas: 45% es propiedad del empresario Carlos Castillo; 45% del grupo Monterrey Cancún Mart —integrado por Luis Felipe Salas Benavides, Miguel Pedroza Villareal, José Luis Salas Chacho y Juan Carlos López— y 10% a la empresa Chinamex del empresario Hao Feng.

Luis Foncerrada Pascal, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), consideró factible la clausura del Dragon Mart, luego de que se ganó el amparo por parte de Cemda y consideró que sólo hace falta voluntad política para frenar a un proyecto que generaría un impacto económico, ambiental y social para la entidad.

“Con la concesión del amparo, la obra tiene que suspenderse, lo que no sabemos es si será temporal o permanente. Este un proyecto que ha sido desde hace mucho tiempo cuestionado por su gran falta de transparencia, primero el gobierno anterior le dio una serie de concesiones favorables y cuando salió a la luz el siguiente gobernador lo invalidó”, dijo el especialista económico.

Para Foncerrada, las experiencias de Dragon Mart en otros países como en Suecia, donde el proyecto fue cerrado y en Dubai donde en últimas fechas se han realizado incautaciones de 2 mil 500 productos falsificados, son muestra del impacto que podría generar este tipo de desarrollos para el país.

“Otro tema que es uno de los más difíciles es el tipo de cambio chino. La práctica china ha sido devaluar su moneda, por lo que no se compite por calidad, eficiencia o servicios, sino contra una política de estado, porque si el gobierno dice voy con un tipo de cambio ultradevaluado, no hay quien haga competencia”, añadió.

Por ahora, Dragon Mart Cancún prevé firmar el 50% de sus 700 contratos entre agosto y septiembre de 2014, con el objetivo de alcanzar el 100% de las rentas de locales, bodegas y espacios para el día de su inauguración en julio de 2015, siempre y cuando no haya otro imprevisto.



Ver más @Univ_Cartera
comentarios
0


 

PUBLICIDAD