aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Se acentúa bache económico del país

Menores ingresos del sector público, una lenta ejecución del gasto y la reducción en el crédito al consumo acentúan el bache por el que pasa la economía mexicana
La SCT no ha usado todo el presupuesto de este año en grandes obras; sólo ha tenido un avance del 46

REZAGO. La SCT no ha usado todo el presupuesto de este año en grandes obras; sólo ha tenido un avance del 46.6% de sus recursos aprobados. (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL )

Martes 01 de octubre de 2013 Alberto Verdusco, Rubén Migueles y Ricardo Jiménez | El Universal04:00
Comenta la Nota

cartera@eluniversal.com.mx

GRÁFICAS

La caída en los ingresos del sector público, un lento avance en la ejecución del gasto, aunado a un menor dinamismo en el crédito al consumo dan cuenta de que la economía se encuentra en una profunda fase de desaceleración.

En su reporte de finanzas públicas, la Secretaría de Hacienda da cuenta de una caída de 4.5% en los ingresos públicos en agosto, por lo que prevé que al final de año se tenga una merma de 49 mil 700 millones de ingresos petroleros y 15 mil 700 millones de pesos de ingresos tributarios para un total de 65 mil 400 millones de pesos, respecto a lo programado para este año.

Esto llevó a la dependencia a solicitar al Congreso una ampliación del déficit 2013 por 0.4% del PIB, equivalente a esta caída esperada en los ingresos, con el fin de no reducir el gasto público, cita el reporte.

De acuerdo a la dependencia, el IVA apenas logró recaudar 47 mil 792 millones de pesos en el periodo en cuestión. Eso significó un retroceso de 13.5%, 3 mil 354 millones de pesos menos, en relación con agosto del año anterior.

El IVA es un impuesto asociado a la economía nacional, principalmente al consumo, lo que indica que su contracción reflejó la debilidad que persiste en la actividad.

“La caída en el IVA es un reflejo de la fuerte contracción del mercado interno y de que la economía está entrando a una fase recesiva, afirmó Carlos Canfield, investigador de la Universidad Anáhuac.

En el tema del gasto, el informe de finanzas públicas de Hacienda revela que al cierre de agosto, 15 de las 22 dependencias registraron una ejecución del gasto público por debajo de 60% de lo presupuestado para 2013, lo que a decir de expertos, ha sido un factor por el cual la economía presenta una desaceleración este año.

El gasto neto presupuestario del sector público se ubicó en 2 billones 511 mil 382 millones de pesos, una caída de 2.7% en términos reales respecto a 2012 y el gasto programable registra una caída de 3.9%.

Por ejemplo, la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, donde recaen la mayoría de las grandes obras, tiene un presupuesto de 85 mil 890 millones de pesos para este año, y de los cuales registra un uso de 40 mil 040 millones, es decir, un avance de poco más de 46.6% de sus recursos aprobados.

Algunos analistas afirmaron que la desaceleración se debe en parte a que el gobierno ha detenido el gasto.

A decir del analista económico y miembro del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Jonathan Heath, “si bien el gasto público no es el único factor, sí es uno de los más importantes que empujó a que hoy la economía se encuentre en recesión”.

Otro indicador dado a conocer ayer fue el del crédito al consumo, el cual tiende a desacelerarse. Según el Banco de México, el crédito al consumo que otorgó la banca comercial al sector privado creció 10.4% en agosto respecto al mismo periodo del año anterior, lo que representó su menor alza en los últimos 29 meses. “En 2013 observamos una tendencia a la baja en los niveles de crédito derivado de la desaceleración de los niveles de actividad económica. En particular, los niveles de crédito al consumo se han moderado explicados por el impacto negativo que el menor ritmo de creación de empleos y mayores niveles de inflación han tenido sobre el consumo privado y los niveles de confianza”, afirmó el área de análisis de Banorte-Ixe.

Y finalmente el Inegi informó ayer que la industria de la construcción acumula tres meses consecutivos a la baja. Durante julio pasado cayó 4.1% a tasa anual, con lo que por tercer mes consecutivo esta actividad registra un retroceso, que refleja la situación por la que atraviesa el sector de la vivienda en México.

Estos indicadores se suman al impacto económico negativo que han traído “Ingrid” y “Manuel” en varios estados del país, así como al difícil contexto externo, por lo que las perspectivas de analistas tienden a ajustarse a la baja ante una profundización de la desaceleración económica del país. Un sondeo entre analistas privados hecho por EL UNIVERSAL revela que el consenso es una menor perspectiva del para 2013, de 1.5% a 1.2% del PIB. 



Comenta la Nota.

 

PUBLICIDAD