aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




La moda también puede ser gourmet

Luxirare.com causa furor en el mundo, gracias a su estética vanguardista que combina lo chic con lo delicioso
Miércoles 30 de septiembre de 2009 Natalia Gutiérrez | El Universal
Comenta la Nota

natalia.gutierrez@eluniversal.com.mx

Ji es una chica de Japón que decidió crear un blog donde pudieran coexistir sus dos pasiones: la cocina y la moda; sin embargo, lo hizo de tal forma que en un universo cibernético donde abundan las propuestas sin contenido, Luxirare.com destaca como un concepto revolucionario que desafía los sentidos.

Killer clothes and fine cuisine (Prendas para morirse y cocina fina) es el subtítulo que da la bienvenida a miles de lectores que se dan cita diariamente para observar las últimas creaciones de esta bloggera, quien desde tierras lejanas nos habla acerca de cómo ha logrado desarrollar esta exitosa idea.

Adjetivos como genial, sorprendente y única acompañan a Ji -quien no ha querido revelar más datos personales. Su visión ha capturado la atención de propios y extraños, quienes dejan casi cien comentarios por publicación en Luxirare.

 

Sibaritismo comprobado

¿Cómo nació este blog? A decir de su autora, Luxirare es una combinación de lujo y rareza; sin embargo, ambas palabras se abordan desde un punto de vista diferente: muy estético y sofisticado.

“El lujo está relacionado con la riqueza y con lo que puedes adquirir a través de ella, pero esa definición no va conmigo. Para mí se trata de tener la libertad, capacidad, tiempo y creatividad de vivir la vida en los términos más satisfactorios para ti”, dijo la chica que prefiere mantenerse en el anonimato.

Sin duda, estamos ante un personaje apasionado, que no le teme a los riesgos y que mantiene la mente abierta a cualquier experiencia. Ji sabe que lo importante es “tomar las decisiones que sean cruciales para ti y nadie más”.

Luxirare es una ideología que parte de la originalidad del ser humano, de los factores que, según esta creativa, son algo difíciles de alcanzar. “Vivimos en un mundo que espera que compremos los lentes, el bolso y los zapatos de moda. Aunque hemos caído en esa realidad, creo que nos espera algo diferente. El futuro del lujo estará basado en la rareza, en cosas personalizadas y difíciles de encontrar”, expresó.

 

Deleite sensorial

El lujo y la excentricidad se acompañan en el cosmos que ha creado Ji a través de Luxirare, al igual que la gastronomía y la moda. Para ella, ambos sectores están relacionados de una manera especial; no obstante, reconoce que se trata de elementos superficiales y manipulables.

“La comida y la ropa se guían por las tendencias para intensificar el placer; además, son bastante hedonistas. Todos queremos sentirnos bien y, en muchos aspectos mi blog tiene que ver con el hedonismo. Cuando la gente ve lo que hago sienten que pueden escapar por un momento de la realidad”, señaló.

En efecto, los fanáticos de este sitio web a menudo se topan con componentes colmados de propuesta y belleza que desafían lo ya establecido. Ejemplo de ello son las recetas que Ji elabora a partir de ingredientes tan sencillos como una papa frita o un plato de pasta.

Esta bloggera sabe dar un giro inesperado a los platillos básicos, ya sea añadiendo sabores contrastantes como la vainilla en un vegetal, horneando pasteles en forma de pirámide con la imagen impresa de una de las escenas de su película favorita (Vampyros Lesbos), cocinando erizo de mar, preparando helado de trufa -que después dio de comer a su perro-, o rellenando un aguacate entero con ensalada de cangrejo y cubriéndolo con una mezcla de semillas.

La gastronomía de Luxirare es digna de una estrella Michelin; sin embargo, Ji afirma que aprendió a cocinar desde los ocho años por medio de libros de gastronomía, visitas a restaurantes y diversos programas de televisión.

“No tengo entrenamiento profesional y a veces pienso que es algo vergonzoso lo que hago con la comida. Me pregunto qué pasaría si alguien como Ferran Adriá mirara mi blog y se diera cuenta de que no sé lo que hago”, expresó la admiradora del trabajo de personajes como Anthony Bourdain y Thomas Keller.

Lo cierto es que Ji no tiene nada de qué avergonzarse, al contrario. Sus creaciones son novedosas, atractivas y -por lo que se ve en las imágenes- deliciosas. La clave está en la presentación prolija como espectacular que hace de ellas.

“Soy muy ordenada y creo que eso es importante. Lo que he aprendido ha sido a través de la imitación. Eventualmente, dejé de apegarme a las recetas y comencé a improvisar. La emulación te puede llevar a la innovación, pero no sé si ya he alcanzado ese punto”, aseguró la autora que trabaja sólo con un asistente.

 

¿Y el estilo?

Si la gastronomía mostrada en Luxirare es provocativa, la ropa no puede quedarse atrás. Ji diseña sus propias prendas a partir de elementos como la muerte de Michael Jackson y el sadomasoquismo, aunque ella asegura que en lo personal tiene más un uniforme que un estilo. “Uso negro todos los días porque es fácil y no tengo que pensar mucho”.

Tal vez su forma de vestir no sea “grandiosa”, pero la propuesta que maneja es auténtica y llena de sensibilidad -la colección de Lanvin de primavera 2008 la hizo llorar-.

El estilismo de Ji surge de la unión de piezas originales inspiradas en personajes elegantes e irreverentes -como la modista cubano-estadounidense Isabel Toledo y el genio de la lente, Terry Richardson- y de originales complementos que atesora en su guardarropa.

No cabe duda que la chica que ha aparecido en revistas como Refinery 29 sobresale de entre las demás jóvenes que han hecho de los blogs de moda toda una tendencia. Al respecto, la creativa que se describe a sí misma como una persona extremadamente tímida, comentó:

“La mayoría de las personas que navegan en internet parecen interesadas en verse reflejadas a través de bloggeros que no son celebridades ni supermodelos. El público quiere creer que puede llegar a formar parte de la élite de la moda y los blogs ayudan a democratizar el proceso. Es un medio poderoso gracias a la retroalimentación inmediata que existe entre el autor y los lectores”.

No obstante, la fundadora de Luxirare.com piensa que una página web de este tipo puede convertirse en un arma de doble filo debido al reconocimiento repentino que un individuo común y corriente puede obtener.

“La audiencia crea a una estrella, pero en cuanto ésta tiene éxito, comienza a despreciarla. En el caso de los blogs de moda, muchas chicas empiezan a ser tomadas en cuenta por revistas especializadas y campañas publicitarias y eso crea resentimiento entre algunos de los fanáticos, ¡Es totalmente irónico, pero interesante!”, expresó.

“No hay ningún secreto alrededor de la notoriedad que ha alcanzado el blog. Todo se basa en levantarse temprano, trabajar duro y entregar material con calidad y contenido”, finalizó.

 



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD