aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cuando es necesario ?divorciarse? de la familia

Los lazos sanguíneos son importantes pero, ¿deberías cortarlos si tienes un padre alcohólico o una madre que convierte tu vida en un infierno?
Cuando es necesario ?divorciarse? de la familia

. (Foto: EL UNIVERSAL )

Miércoles 14 de junio de 2000 Nanette Varian/?Mujeres de Contenido? | El Universal

Si has considerado la posibilidad de desterrar de tu vida a algún familiar, no eres la única: incluso las celebridades de Hollywood se han enojado lo suficiente como para darles la espalda a quienes se han comportado con ellas de una forma negativa. Jennifer Aniston se sintió herida en 1996 cuando su madre habló de ella con un periodista de la televisión sensacionalista. En 1997, Jodie Foster se entristeció mucho por un libro de su hermano en el que hablaba demasiado, y Jaid, la madre de Drew Barrymore, está preparando su propio tomo de chismes, una autobiografía que algunos predicen le echará más leña al fuego de la disputa entre ellas. Meg Ryan dejó de hablarle a su madre, que se fue de la casa cuando Meg era una adolescente, pero la separación sigue siendo tema fijo. Recientemente, Jena Malone, la actriz de 15 años de la película ?Stepmom? (Quédate a mi lado) llevó sus fricciones familiares a los tribunales, y convenció al juez para que le otorgara la emancipación legal de su madre, a la cual acusó de administrar mal 1 millón de dólares y las correspondientes ganancias.

El drama de tu familia no llegará a los titulares, pero si alguna vez has deseado descansar por un tiempo de algún familiar (o algo más permanente) ten en cuenta que es posible. Aquí te mostramos en qué consiste divorciarse de un familiar. (Nota: los nombres y detalles de identidad han sido cambiados.)



Mala sangre

Hace cuatro años, una llamada telefónica en plena noche despertó a Lisa, de 34 años. Era la enfermera de un hospital para decirle que su hermano Antonio le rogaba que lo ayudara. Él estaba borracho y desesperado, y pensó que ella era la única de la familia a quien podía llamar. Cuando Lisa le preguntó a la enfermera qué opciones había, ésta le dijo que si ella no lo recibía, él podía ingresar a un centro de rehabilitación o el hospital esperaría a que estuviera sobrio y lo dejaría irse. ?No lo ayudaré a menos que esté dispuesto a enfrentar su problema, dijo Lisa. Tengo dos niños y no puede vivir en mi casa?. Y colgó.

Ya era hora: había soportado durante 20 años la conducta impredecible y con frecuencia violenta de su hermano mayor, un hombre brillante, pero que era adicto a las drogas y el alcohol (no tenía problemas con sus otros hermanos). A Lisa todavía la estremecen los recuerdos de su infancia, cuando su hermano adolescente torturaba física y mentalmente a sus padres, y las visitas de la policía a la casa a las 2 de la mañana.

Pero incluso cuando él se fue de la casa, Lisa recibía sus llamadas y tenía que soportar sus mentiras, sus excusas y las promesas de que cambiaría. ?Cuando escuchaba su voz, mi cuerpo se transformaba en un bloque de cemento, recuerda. Él podía engañar a cualquiera, pero era un monstruo impredecible e irracional.

?Cuando él tenía 20 años, lo vi forcejear con mi padre y golpearlo en el rostro?, agrega Lisa. Ahora ella está casada y con hijos, y ha dejado de hablarle a su hermano (su padre desheredó a Antonio antes de morir; su madre trata de no responder sus llamadas). El año pasado, después de que el hermano de Lisa -ella dice que él no puede mantenerse en un mismo empleo por mucho tiempo- anunció su compromiso para casarse, él la visitó con la novia y la familia de ella. ?No había cambiado nada, gritaba y era muy agresivo. Cuando trató de invitarnos a la boda, dejamos que respondiera la contestadora y después no lo llamamos, es una pena, suspira, pero tengo que hacer lo que sea mejor para mí?.

¿Cómo puedes saber si romper los lazos familiares es lo mejor para ti?

Cuando un familiar te maltrata -física, verbal, sexual o sicológicamente- o te amenaza constantemente sin ninguna provocación de tu parte. La única solución podría ser sacarlo de tu vida, afirma la doctora Tina B. Tessina, psicóloga y autora de ?The 10 smartest decisiones a woman can make before 40? (Las 10 decisiones más sabias que una mujer puede tomar antes de los 40, Health Communications, Inc.)

Entre los otros problemas que puede provocar una separación completa están ?una adicción que la persona no quiera enfrentar o una depresión muy profunda, una manía depresiva o esquizofrenia para las cuales el familiar se niega a tomar medicamentos?, dice Leslie Parrott, codirectora del Centro para el Desarrollo de las Relaciones de la Universidad Seattle Pacific, y coautora de ?Relationsbips: an open and honest guide to making bad relationsbips better and good relationsbips great? (Relaciones: una guía franca y honesta para mejorar las malas relaciones y perfeccionar las buenas; Zondervan/Harper-Collins). Antes de separarte de una persona, primero debes tomar medidas, pero si éstas no funcionan, no tendrás más alternativa que cortar los lazos.

Pero no olvides que romper con un familiar puede significar una profunda búsqueda de ti misma. Patricia, de 32 años, por ejemplo, pasó ocho años de terapia analizando el odio que sentía por su padre abusivo y alcohólico. Pero las consultas también la ayudaron a comprender que estaba enojada con su madre, a quien siempre había considerado una santa. Patricia admitió que su madre se iba de la casa siempre que podía, dejándola a ella, la hija mayor, enfrentarse a la ira de su padre cuando, por ejemplo, no lavaba los platos con bastante rapidez. También tuvo que ser la ?pequeña mamá? de sus siete hermanos desde que tenía 12 años. ?Era la esclava de la familia?, confiesa. Lo hacía todo por su familia y nadie se lo agradecía. En lugar de rechazar la conducta de sus padres, a sus hermanos sólo les interesaba recibir. ?Nadie, ni siquiera mis hermanas y hermanos, me han enviado nunca una tarjeta felicitándome por mi cumpleaños?, dice con amargura. En 1990, decidió cortar todos los lazos. ?Los extraños en la calle me han tratado mejor. Mis padres me dieron la vida, pero no pudieron enseñarme a vivir?.



La separación

Si tú, como Patricia, has decidido que para sobrevivir y desarrollarte necesitas separarte de la familia, debes hacerlo así: primero, ?siéntate (con la persona problemática) y dile: ?necesito decirte que no voy a tolerar tu conducta; no voy a estar cerca cuando bebas o critiques a mi esposo o lo que sea??, dice la doctora Tessina. Si crees que conversar en persona o por teléfono es demasiado incómodo o peligroso, escribe lo que sientas.

Patricia, por ejemplo, les escribió cartas a su padre y su madre, donde les explicó que no deseaba verlos más (?Las personas que me quieren no me maltratan?, le escribió a su padre. ?Me hiela la sangre decirlo, pero mi conclusión es que no soy importante para ti?, le escribió a su madre). De cualquier manera que lo hagas, expresar tus intenciones es bueno para tu salud emocional, afirma la doctora Tessina, porque no te vas a separar de un familiar sin darle una explicación.

Después debes mantener la distancia a cualquier precio. ?Si tratan de hacerte sentir culpable diciéndote: ?Fulano se siente mal porque no lo has llamado?, responde: ?Lo siento, no deseo hablar contigo de esa persona??, dice la especialista. Si cedes, se verá como una señal de que sus malas acciones no son tan malas.

Debes comprender que la persona puede responder a la separación pasando por alguna de las siguientes fases, que se asocian comúnmente con las pérdidas: 1) Negar la realidad: ?¡Nunca me dijiste que había algún problema!? 2) Negociación: ?Sólo necesito cambiar un poco y todo funcionará, ¿no??

CÓMO MEJORAR LOS LAZOS FAMILIARES Cambia la forma en que te relacionas. Trata de hacer lo contrario de lo que se espera que hagas, sugiere Leslie Parrott, terapeuta de la familia y el matrimonio. Esto obliga a tu familiar a asumir las consecuencias de su conducta. Si eres responsable con el dinero, finge ser despilfarradora. Dile a esa hermana que te pide tanto: ?No te puedo prestar dinero. ¡Me gasté todo el sueldo en unos zapatos!?.

?Olvídate? de que son de la familia. ?Si el tío de una amiga tuya hace algo desagradable, tú no te dejarías arrastrar por las peleas de su familia?, señala la doctora Tina B. Tessina. Desactiva tu ira imaginándote que esa persona tan molesta pertenece a otra familia.

Establece límites soportables. ?Dile: ?No voy a llamarte por teléfono todas las semanas, pero sí me gustaría que comiéramos juntos cada tres meses??, sugiere Leslie Parrott. Esto no cambiará el comportamiento de la persona, pero te permitirá controlar cada qué tiempo tendrás que lidiar con ella.



PUBLICIDAD