aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Jeques que financian al mundo

Es agosto. Parte de la familia real de Arabia Saudita vacaciona como cada año en Marbella, España, y una de las 14 princesas que forman parte del séquito del príncipe Salman (pariente cercano del rey Abdullah bin Abdul Aziz) llega a una de las exclusivas joyerías del puerto
Domingo 16 de diciembre de 2007 Redacción | El Universal

estilos@eluniversal.com.mx

Es agosto. Parte de la familia real de Arabia Saudita vacaciona como cada año en Marbella, España, y una de las 14 princesas que forman parte del séquito del príncipe Salman (pariente cercano del rey Abdullah bin Abdul Aziz) llega a una de las exclusivas joyerías del puerto.

Tras observar las gemas que le muestran los nerviosos empleados, ella elige un colgante de diamantes y unos pendientes valorados en un millón de euros (más de 15 millones de pesos), que paga en el momento.

Por motivos como éste, cuando los saudíes arriban en sus Boeing Sierra privados al aeropuerto de Barajas, se corre la voz en Marbella, que se llena de regocijo y excitación general.

El séquito del príncipe Salman (uno de los cuatro o cinco más influyentes miembros de la familia real) suele estar conformado por más de 100 personas que gastan con displicencia sus petrodólares.

Según ha llevado registro la prensa española, sólo en frutas y verduras pagan a diario el equivalente a 45 mil pesos.

Los nobles árabes se trasladan en Rolls-Royce, dejan suculentas propinas y destinan pequeñas fortunas para la compra, por ejemplo, de flores frescas que diariamente se cambian en sus palacios de Marbella: Al Riyad y Nahda (El Rocío).

Este año, el Centro de Iniciativas Turísticas del puerto de la Costa del Sol calculó que el gasto del príncipe Salman y sus acompañantes ascendería a los 80 millones de euros (unos mil 200 millones de pesos).

Marbella debe su reflorecimiento a los jeques árabes que atesoran una buena parte del dinero del mundo, y no lo ocultan. La economía de muchos países también recibe sus beneficios.

Por ejemplo, algunos miembros de la prensa financiera registraron que en 1985, al año siguiente de que otro rico país, en este caso Brunei, se independizó de la Gran Bretaña, el sultán Hají Hassanal Bolkiah que manda en ese pequeño estado musulmán, ayudó a la primera ministra británica Margaret Thatcher a sacar a la libra esterlina del atolladero en el que se encontraba. La inversión de Brunei fue valorada en torno a los mil millones de dólares.

Un pequeño gigante

Brunei, ubicado al noroeste de Malasia y de la isla de Borneo en el continente asiático, ocupa un territorio de apenas 5 mil 765 kilómetros cuadrados, (un poco mayor que el estado mexicano de Aguascalientes), pero su sultán es uno de los 10 gobernantes más ricos del mundo, gracias a las reservas de petróleo y gas natural del país.

Nacido el 15 de julio de 1946, Bolkiah ocupa desde 1967 el trono. Sus 40 años de gobierno han sido memorables para sus 375 mil súbditos, quienes gozan de un alto nivel de vida, casi sin pagar impuestos.



PUBLICIDAD