aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Sudáfrica y su rica gastronomía

Su comida es una mezcla de otras cocinas, pero los platillos autóctonos, elaborados con la exótica fauna africana, no tienen comparación
Martes 11 de septiembre de 2007 Cristina Salmerón | El Universal

La huella del apartheid (sistema político de separación racial que se vivió en aquel país) también quedó en la gastronomía, por ello, la comida sudafricana es el resultado de una diversidad de cocinas como la nativa (de raza negra), la de los colonizadores (holandeses, franceses, alemanes, ingleses y portugueses), la de las islas del Índico (Malasia y Java) y la de los países aledaños como Mozambique.

En aquel país boreal hay una gran variedad de recetas. Actualmente, la cocina sudafricana está basada principalmente en la carne y esto se ha reflejado en las típicas reuniones sociales conocidas como braai (similares a las barbacoas o asados argentinos), en las que se sirven platillos de carne de vaca con especias servida con maíz; suculentas brochetas de carne o sabrosas cazuelas de verdura.

Los alimentos más populares en Sudáfrica son el pollo, las limas, tomates; entre los condimentos, ajo, jengibre, pimientos, cebollas y una gran variedad de especias.

También se incluyen frutos, semillas, tubérculos y plantas silvestres, ya que los indígenas solían usar estas últimas en sus comidas.

La carne y los lácteos se incorporaron a la gastronomía con la domesticación del ganado. Con la urbanización que sufrieron algunas áreas del país más al sur del Continente Negro, comenzaron a llegar productos industrializados como harinas y azúcares refinadas. Con el paso de los años, la influencia europea y el cultivo de buenos viñedos, Sudáfrica se ha convertido en un productor importante de vino.

Para degustar

La diversidad de culturas de Sudáfrica está bien representada en los variados hábitos alimenticios y gustos culinarios de su gente. Hay platos autóctonos con carnes de la rica fauna africana, como la de avestruz, búfalo, kudu, impala y cocodrilo.

Algunos de los guisos más típicos son el bobotie, basado en carne molida con especias, cocida al horno con una capa de huevo. Se cree que esta receta proviene de las colonias holandesas del este de la India.

Está, además, el bunny chow, nombre genérico de la comida rápida, pero existe un plato con ese nombre que consiste en una hogaza de pan rellena, por lo regular, de pollo. Dicho alimento es común en la India y en otros países del Índico.

Uno de los platillos más tradicionales es el potjiekos (cuyo nombre proviene de pot food, puchero). Éste se prepara al aire libre en un molde redondo y se cuece a la leña. Lleva carne, vegetales, almidones como arroz o papas y un poco de líquido que puede ser agua o vino. Por tradición se elabora en un lapso de cuatro horas mientras la gente socializa alrededor del fuego; proviene de la influencia de Holanda.

El trago tradicional de la gente negra es el llamado umqombothi. Es un tipo de cerveza hecha en casa, rica en vitamina B y con bajo grado de alcohol. Por el contenido nutricional, es considerado también como un alimento.

Usos y costumbres

Los sudafricanos suelen comer fuera. Hay muchos restaurantes que preparan los platos típicos de las regiones —o sus nuevas interpretaciones—, y también sitios donde se sirven recetas de otros pueblos como el marroquí, chino, del oeste africano, japonés y congolés. También les ha llegado fuerte la fast food estadounidense.

Algunos de los sitios que más se frecuentan son las churrasquerías, donde se sirve buena carne sudafricana. La influencia italiana también se ve reflejada en las numerosas cantinas que ofrecen pasta y pizzas.

Hay restaurantes mexicanos, en ellos se preparan tacos, enchiladas y otras especialidades. La cultura asiática está presente en los múltiples restaurantes chinos, japoneses, tailandeses e hindúes. Por la cercanía con Mozambique, ex colonia del país de José Saramago, la comunidad portuguesa tiene una firme presencia, aportando su cuota de peri-peri (una salsa de diversas especias) al paladar sudafricano.



PUBLICIDAD