aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Crece la oferta de empleos

La novedad en el parque Wannado City es un pequeño brazalete para evitar que se pierdan los menores
Lunes 10 de septiembre de 2007 El Universal

Luis Javier Laresgoiti es un genio creativo que perteneció a una empresa mexicana, pero después de una ruptura con ella, en 2003 se mudó a Estados Unidos.

Ópera prima

Tras observar a los niños, en especial a su hija, que fascinada tomaba las cosas de su oficina para jugar, a Luis Javier Laresgoiti se le ocurrió un concepto donde los pequeños pudieran jugar con objetos reales y hacer lo que los grandes hacen.

La idea de ciudades miniatura se había puesto en práctica, pero una donde los niños de tres a 12 años hicieran lo que quisieran ser de grandes, no se había explorado.

A ese plan añadió la seguridad, pues sería un sitio cerrado, donde los niños estuvieran libres pero a la vez bien vigilados. El patrocinio y manejo de marcas comerciales resolvería el problema del capital y a la vez sumaría seriedad a los “empleos”.

El ganar dinero a través de su trabajo ayudaría a los chicos a madurar y llevar una responsabilidad.

La ciudad de los niños fue un experimento que se volvió un gran negocio. Tiene un promedio de visitas de 800 mil niños al año; lo mismo ocurrió con su símil en Florida.

La empresa con la que Laresgoiti se asoció para echar a andar su idea fue la de Javier López Ancona, amigo de la infancia y quien posee los derechos de La ciudad de los niños.

Tres años después del boom que tuvo este parque, Laresgoiti decidió vender sus acciones y se afilió con Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), que tendría el derecho a replicar el concepto pero no en México. Entonces se mudó a Estados Unidos e inició su propio concepto de La ciudad de los niños al que llamó Wannado City (La ciudad de lo que quiero hacer y ser).

Desde la ruptura de la sociedad, López Ancona se quedó con los derechos a desarrollar el concepto en México y Luis Javier Laresgoiti en el extranjero.

Gran éxito en la Florida

Wannado City abrió en 2004 y en poco más de tres años se convirtió en uno de los mayores atractivos turísticos del sur de la Florida.

A diferencia de la mayoría de los parques de diversión en la Unión Americana, la nueva atracción se encuentra anclada a una gigantesca plaza comercial con más de 400 establecimientos: el Sawgrass Mills Mall, la plaza más grande de Florida. La edificación de la pequeña ciudad costó 40 millones de dólares.

En el sitio en internet (www.wannadocity.com) se explica que el parque comenzó como el sueño de un hombre y se volvió la pasión de muchos. “Desde niño, Luis Javier Laresgoiti soñó con construir una nave espacial o un parque”.

Ahora, Wannado Entertainment pertenece a la compañía CIE que se dedica a hacer parques temáticos alrededor del globo desde 1990.

Desde junio de 2006, Wannado City cuenta con la participación de la escuela de payasos del circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey. En la pequeña carpa, los niños aprenden acerca de las artes circenses, entrenamiento físico, técnicas del performance y cómo hacer todo esto frente una audiencia real.

Otras de las ocupaciones más novedosas son la de DJ y entrenador de animales, profesiones reales y por las cuales los niños de hoy podrían interesarse. Hay también campos de trabajo, por ejemplo, en un desfile de modas, se emplea a un vestuarista, una modelo y al que dirige la pasarela. En una corte, están el juez, el testigo, el abogado y el fiscal. Esta estructura hace que todo sea más real.

La dinámica para ganar dinero es probar diferentes oficios, por ejemplo, el chef debe cocinar, el bombero debe apagar algún incendio, las modelos desfilan en la pasarela.

Al final, todos reciben su paga y pueden ir a otro sitio para intentar otra profesión.

Aunque el concepto de ambas es el mismo, la de Florida tiene un área mucho más grande y la variedad de empleos también es mayor. Wannado City presentó, además, un dispositivo por medio de brazaletes electrónicos, con los cuales los niños que se pierden pueden acudir a un monitor; con sólo poner su brazalete en un sensor, la pantalla les indica dónde se encuentran sus hermanos, amigos o padres para ir en busca de ellos.

Conquista con mundos para niños

La expansión de Wannado City aún está en planes. Desde 2004, cuando abrió la primera, no se ha inaugurado otra, sin embargo, los dirigentes quieren ubicar éstas en lugares como Nueva York y Chicago.

Ya iniciaron un programa para hacer miniurbes en la región Asia-Pacífico pues tienen la plena confianza de que este concepto, nacido en México, será un éxito en todo el mundo.



PUBLICIDAD