aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Mejora la detección del VPH

Gracias a este dispositivo la confiabilidad del resultado es de 98%, ya que el estudio se realiza analizando el ADN de la paciente
Lunes 19 de marzo de 2007 El Universal

El dispositivo casero para detectar el Virus del Papiloma Humano comprende un cepillito y un recipiente parecido a un tubo de ensayo.

Para su utilización, lo primero es identificar el cuello de la matriz, luego, con el cepillo se hace un raspado de este tejido para tomar una muestra. Una vez obtenida, se guarda éste en el tubo, donde se transportará al laboratorio para ser examinado (no necesita refrigeración).

El ADN del tejido se analiza en microscopio y computadoras, con dichos estudios es posible descartar o aprobar la presencia de los virus de alto riesgo y comenzar un tratamiento.

La captación de híbridos del ADN se hace en forma complementaria al Papanicolau, ya que este último, practicado en las mejores condiciones, sólo logra detectar 58 de cada 100 casos y el nuevo método delata a 98 de una centena, por lo que al utilizar ambas, se potencializa la eficacia.

"Es una tecnología que ya está estudiada y aprobada, de hecho en el país ya se realiza desde hace cinco años, pero el que se haga masivo y se reparta en hospitales públicos depende del gobierno", comentó el experto.

El dispositivo y la prueba de laboratorio tienen un costo de 50 a 120 dólares (550 a mil 320 pesos), pero si se introdujera de forma masiva a los hospitales públicos, reduciría su precio a 10 dólares (110 pesos), incluso más barato de lo que les cuesta un Papanicolau.

Cruz añadió que para ello no sólo se necesitará dinero, sino capacitación a los médicos y laboratoristas, la introducción de la tecnología necesaria para la detección de híbridos en el ADN e informar a la población en riesgo sobre la necesidad de asistir al médico para realizarse la prueba del VPH.

Aunque investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) ya realizan este examen desde hace cinco años, no se ha podido expandir a todo el país. El siguiente paso, afirma Cruz, será buscar apoyos para que el gobierno lo subsidie y pueda ser distribuido en centros médicos de México, sobre todo en aquellas comunidades en que las mujeres nunca han asistido al ginecólogo.

A lo largo de la república ya hay 25 sedes especializadas en 15 estados, una de ellas es INSP, ubicado en la capital morelense.

En los hospitales particulares más importantes de la ciudad de México también la hay, y pueden mandarlas a hacer el ginecólogo o ser solicitadas por las pacientes.

VPH y cáncer

El tener el virus de papiloma humano no es sinónimo de cáncer. Como lo indicó el investigador, "el VPH es una causa necesaria pero no suficiente", es decir que no puede haber cáncer sin la presencia del virus, pero el hecho de que una mujer esté contagiada no quiere decir que desarrollará el cáncer.

"Esto es importante saberlo para los fines de prevención, pues hay muchos médicos que al diagnosticar el virus hacen creer a la paciente que requiere de cirugías que en verdad son innecesarias", comentó Aurelio Cruz.

La presencia de este virus es la más frecuente entre las enfermedades de transmisión sexual, ya que 50% de los que iniciaron su vida sexual activa la padecen.

"Es una enfermedad rara de una infección común: existen 100 tipos de VPH, pero no todos desembocan en lesiones leves o graves. En las infecciones agudas, 85% de los virus se eliminan con o sin tratamiento, esto ocurre mayoritariamente con mujeres jóvenes y sanas. A aquellas que no pueden eliminarlo y no se tratan a tiempo les provocará lesiones de alto grado y cáncer", dijo el trabajador del INSP.

El virus se contagia por la fricción de tejidos, y si encuentra una lesión en el cuello de la matriz, éste penetra y se va inmediatamente hacia las células vasales creando así una infección de moderada a grave. Tanto hombres como mujeres pueden contraerlo, sólo que en el sexo femenino se manifiesta más.

En el caso de los varones se recomienda visiten al médico y se hagan una peneoscopía para descartar la presencia de agentes patógenos.

En cuanto a las mujeres, el programa de detección oportuna de cáncer está basado en la prueba del Papanicolau, la cual es útil para detectar lesiones de bajo, alto grado y cáncer para poder tener alguna acción.

Cruz expresó que si se utilizara la prueba de captura de híbridos a nivel masivo, se podría detectar el virus incluso antes de que ocurrieran las lesiones, es decir, en una etapa temprana e ideal para actuar. Cabe aclarar que la captación de híbridos no sustituye a la consulta ginecológica, sólo es algo complementario.

La prueba de captura de híbridos se ha probado principalmente en tres sectores de la población femenina. Primero en aquellas que ya tuvieron lesiones y es necesario darles seguimiento para descartar un brote canceroso; las que la citología o colposcopía practicadas no fueron fiables o hay dudas a cerca del diagnóstico; y para detección primaria en mujeres con bajo riesgo (pruebas masivas únicas o en apoyo al Papanicolau).

Algo que respalda a la prueba es que es la única que ha recibido la aprobación de la comunidad europea y la FDA (Administración Federal de Drogas, por sus siglas en inglés). "Es una autotoma que brinda mayor privacidad y es menos dolorosa", aseguró Aurelio Cruz.

El especialista concluyó diciendo que el test casero es algo que apoya el seguimiento de pacientes con miedo al tratamiento, ayuda a resolver la citología dudosa, identifica la infección persistente en mujeres mayores de 30 años (porque también los riesgos de cáncer aumentan con la edad) y es un buen marcador pronóstico de cáncer.

CÓMO FUNCIONA

Remueva el exceso de mucosa del cuello cervical y del exterior de éste.

1. Insertar el cepillo de toma de muestra cervical de 1 a 1.5 centímetros en el tracto cervical hasta que las cerdas exteriores del cepillo toquen la ectocervix. Rote tres giros completos en dirección contraria a las manecillas del reloj. No inserte el cepillo completamente en el canal cervical

2. Remueva el cepillo del canal. Evite que las cerdas rocen el exterior del tubo o cualquier otro objeto

3. Inserte el cepillo en el fondo del tubo de transporte. Entonces rompa el contenedor de la muestra en la línea, dejando que la punta del cepillo quede dentro del tubo

4. Vuelva a tapar el tubo y asegúrese de que la tapa ajustó firmemente. Para almacenar o enviar, seguir las instrucciones del paquete



PUBLICIDAD