aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Básicos para la mujer versátil

Hay prendas que no deben faltar en tu guardarropa y que te darán variedad y estilo, cualquiera que sea la actividad que realices
Sábado 29 de julio de 2006 Guadalupe Domínguez | El Universal

Muchas mujeres sentimos el impulsode comprar prendas porque están de moda o de barata. El problema es que muchas veces, en lugar de enriquecer nuestro guardarropa "útil", éstas se convierten en estorbos que permanecen guardados por años, porque no combinan con nada o porque "cómo las vamos a regalar, si están nuevas".

La verdad es que la mayoría usamos repetidamente unas cuantas prendas y el resto, que atiborran el clóset, se queda en el olvido.

Para aprovechar al máximo el dinero que destinamos a comprar ropa y para sacar mayor partido a nuestros atributos físicos, siempre pensando en la imagen que deseamos proyectar, es necesario en primera instancia hacerse de un conjunto de piezas básicas de muy buena calidad, a partir de las cuales girará el resto de nuestras adquisiciones. De esta forma, se tendrán opciones para combinar en forma ilimitada y lucir siempre bien vestida, elegante y a la moda.

El tema anterior fue tratado por la asesora de imagen Covadonga Blanco, subdirectora de moda del Palacio de Hierro, durante una cena-conferencia que ofreció en el hotel Nikko. La experta expuso una serie de recomendaciones para armar una buena colección de básicos acordes con las tendencias actuales.

"Antes que nada, se debe tener un largo y sincero diálogo con el espejo para después aceptarse y quererse tal como se es; la elegancia es independiente de la belleza", comentó.

Para empezar, todo lo que se compre como básico debe ser de la mejor calidad. El primer paso es adquirir un coordinado en color negro. Para mujeres de talla 36 en adelante, lo más recomendable es un saco o blusa holgados o un blusón cruzado o diagonal de cuello V y largo a la cadera. Nada de ropa entallada. Para estilizar el conjunto, la blusa va por fuera y se puede acompañar con un cinturón discreto. La falda del conjunto debe ampliarse hacia la rodilla. Para mujeres más esbeltas, se aconseja una falda lápiz, mismo largo.

Uno de los materiales a tomar en cuenta será el tejido de punto, que es agradable a la vista, moldea el cuerpo, no se arruga y da comodidad absoluta todo el año. Los sacos de corte cuadrado que hacían ver a la mujer un tanto masculina han quedado en el ayer. Se debe elegir un saco muy femenino, acinturado y con textura, el largo más versátil es a la cadera. Debajo del blazer, que no se quitará mientras se está en la oficina, puede llevar un top o blusa sin mangas en contraste.

No debe faltar un pantalón negro para el diario y otro para las ocasiones especiales, es importante cuidar el lavado y planchado pues si la tela llega a deslavarse o a brillar dará una pésima impresión. Posteriormente deberá adquirirse un coordinado de saco y pantalón en color gris, así como otro en tonos de café para combinar con las prendas antes mencionadas y distintos tops. Lo mejor es invertir en fibras naturales, no se arrepentirá.

Los accesorios dan el toque personal al atuendo y son capaces de adaptarlo para día o noche. Por ejemplo, si al coordinado negro se le agrega un diminuto bolso dorado, plateado o con muchos destellos de pedrería, a juego con collar, aretes y sandalias (que añaden un aire de sensualidad) o zapatillas, se logra la imagen perfecta para una cena de gala. Un collar de perlas naturales es imprescindible en el alhajero ya que levanta cualquier vestuario. En cuanto a los zapatos, el tacón debe ser de la altura que permita caminar con comodidad y elegancia, no es verdad que la gente se vea más alta con más tacón. Cabe recordar que las plataformas y zapatos chatos tienden a hacer parecer las piernas más gruesas.

Para ir más allá, adquiera varias blusas y tops de colores, un excelente par de blue jeans, un muy buen juego de botas y otro de tenis fashion. Así queda lista una colección con la que se puede jugar para manejar desde el look más elegante para noche, hasta el casual urbano cuando, por ejemplo, se combine cualquiera de los sacos con la mezclilla.



PUBLICIDAD