aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Toni Starr, una vida dedicada a los caballos

Figura social de primer nivel, su pasión son los equinos, y además de ser dueña del mejor criadero de México, tiene un refugio para animales retirados de las carreras
Domingo 11 de julio de 2004 Sonya Valencia | El Universal

Hace unos 10 años, a Toni Starr de Camil le cruzó por la cabeza la idea de hacerse de un rancho en donde pudieran descansar los caballos, luego de haber gastado su energía en las competencias hípicas. A partir de entonces empezó a buscar un terreno adecuado, de preferencia "en medio de la nada", para su santuario.

Lo halló en el estado de México, muy cerca de las faldas del Nevado de Toluca y actualmente, su rancho El Camino, de 50 hectáreas, alberga el asilo para caballos, tiene un criadero de equinos, sembradíos de avena, para alimentar a los animales del lugar, y un picadero.

"Lo primero que levantamos fueron las caballerizas para los caballos retirados y cuando apenas habíamos terminado la primera, nos cayó nuestro primer huésped: Max, un reconocido campeón ecuestre que estuvo a punto de que su dueño lo sacrificara, por haber sufrido una lesión que nunca pudo sanar", nos cuenta Toni.

Lo salvaron y ahora el animal vive feliz. Llama la atención verlo revolcarse en el pasto de uno de los corrales, a media mañana, en espera de que lo pongan a trabajar. "No le gusta estar de ocioso", dice Toni del caballo "favorito de la familia".



DE SANTUARIO A CRIADERO

En una de las terrazas de la casa que construyó en El Camino, frente al picadero, Toni conversa con Estilos.

Caballista desde hace más de 20 años, relata que después de que llegó Max al rancho y al contemplar las instalaciones que se estaban construyendo, decidió poner un criadero de equinos ciento por ciento europeos.

En 2001 tuve la oportunidad de asociarme con el señor Wiepke Van De Lageweg (VDL-Holanda), experto en la materia.



PUBLICIDAD