aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Cuidados después de las vacunas

Los pediatras señalan que, cuando los pequeños reciben alguna inmunización, requieren de más cariño y atención, ante las molestas reacciones que experimentan
Lunes 14 de junio de 2004 Silvia Ojanguren | El Universal

Muchos de los inmunizadores, que son una defensa efectiva para los niños ante enfermedades graves, pueden causar molestia por un tiempo. Estas son algunas de esas situaciones.

El niño está intranquilo porque recibió sus vacunas. ¿Qué hacer?

Las molestias pueden ser a causa del dolor o la calentura. Usted puede dar a su hijo acetaminofeno, una medicina que ayuda a reducirlas.

Algunas marcas de acetaminofeno son: Tylenol, Panadol y Tempra. No le dé aspirina. Si está molesto por más de 24 horas, llame al doctor.

Si su brazo (o la pierna) del pequeño está inflamado, caliente y roja, puede poner una toalla mojada fresca sobre la parte que causa molestia. Si aumenta el malestar o el dolor a las 24 horas, acuda al médico.



También los adultos las necesitan

Recuerde que las vacunas no son sólo para niños, esto porque muchas personas piensan que las inmunizaciones únicamente son para los pequeños. Pero no es así.

Los adultos necesitan estar protegidos contra sarampión, paperas, rubéola, tétano, difteria, enfermedades de origen neumocócico, gripe y varicela.

Todos requieren vacunarse contra la hepatitis A y B; lo mejor es la inmunización. Muchas personas piensan erróneamente que se eliminaron las enfermedades como la polio, las paperas y el sarampión.

Esto no es cierto. Si usted nunca se inmunizó ni contrajo estas enfermedades que se pueden evitar mediante vacunas, está expuesto a un riesgo.

Si fue inmunizado cuando era un niño, debe actualizarlas, porque algunas pierden su eficacia con el tiempo.

Para determinar las vacunas que necesita o dónde recibir la inmunización, llame a su doctor o departamento de salud local.

Recientemente se dio un brote de sarampión en México, una enfermedad que ya ha sido erradicada en el país, pero en esta ocasión el virus llegó de oriente y se dieron decenas de casos, por lo que las autoridades establecieron serias medidas sanitarias como fue vacunar a una amplia capa de la población, niños y jóvenes, sobre todo.

Al final esta emergencia dejó una lección, hay que hacer uso de la ciencia médica, que proporciona una serie de vacunas especiales para numerosos males. Pregunte a su médico por ellas.



PUBLICIDAD